viernes, 13 de noviembre de 2009

Política húngara en Eslovaquia: Bugár versus Csáky

(Kežmarok, una preciosa ciudad del centro de Eslovaquia, al fondo los montes Tatra)

Mañana se celebran elecciones regionales en Eslovaquia y por primera vez en mucho tiempo no se presentará sólo un partido húngaro, sino dos. Se promete interesante interpretar cómo valorarán los húngaros la visión que tiene cada uno de los candidatos sobre la relación con los eslovacos.

En el periódico Népszabadság se ha entrevistado a los líderes de los dos partidos, Pál Csáky, del MKP, el Partido de la Coalición Húngara, que hasta ahora disfrutaba de exclusividad en la representación de los húngaros, y Béla Bugár, quizás el político húngaro más popular en Eslovaquia en los últimos años, y el único que también lo es entre los eslovacos, y que se presenta a las elecciones con su nuevo partido Híd ("puente"). Sólo una consideración a tener en cuenta respecto a la entrevista, Népszabadság está bastante lejos de las posiciones que defiende Csáky (nacionalista húngaro).

(Catedral de Aleksander Nevski, en Prešov, en la zona oriental de Eslovaquia, donde vive la minoría rusino-rutena y ucraniana)

Un par de apuntes más antes de pasar a la entrevista en sí. Es la tercera vez que los eslovacos celebran este tipo de elecciones para elegir a los representantes de lo gobiernos locales en cada región y hasta ahora el principal triunfador ha sido la abstención (en el 2005 la participación fue ridícula, del 18% en la primera vuelta y del 11% en la segunda, ahora se calcula que estará entre el 15 y el 20%). En cinco de las ocho regiones eslovacas hay minorías húngaras: en Nitra la población húngara es el 27,6% de la total de la región, en Trnva el 23,7%, en Banská Bystrica el 11,7%, en Košice el 11,3%, y en Bratislava el 4,6%. A veces los partidos húngaros se presentan en coalición con otros partidos eslovacos, pero generalmente lo hacen solos. Por el carácter de las elecciones son importantes los acuerdos entre los diferentes partidos y es normal que se presenten candidatos independientes con el apoyo de diversos partidos diferentes (ya que se eligen los presidentes de cada región). En algunos casos hay coaliciones cuyo único elemento unificador es ir en contra de los húngaros. Es el caso de Nitra donde el actual presidente, Milan Belica será apoyado por partidos tan diferentes como Smer (socialistas, en el poder), SDKÚ (la oposición de derechas) o ultranacionalistas (SNS - Belica no es su candidato pero lo apoyan).

(Vista del castillo de Trenčín, en la zona noroccidental de Eslovaquia)

Pero pasemos a la entrevista:

PÁL CSÁKY: defender nuestros intereses con firmeza y unidad
- ¿Ya se han calmado los ánimos en el Partido de la Coalición Húngara?
- A pesar de la gente que se ha marchado, por todo el país continúa creciendo el número de afiliados, hay varios cientos de nuevos miembros. En nuestro programa a largo plazo hemos dejado bien claro los tres pilares sobre los que se asienta nuestra identidad, según los cuales somos parte integrante del pueblo húngaro, y a la vez ciudadanos de Eslovaquia y de la Unión Europea. Se mire por donde se mire hemos salido fortalecidos.
- En la asamblea para decidir el programa del MKP y también en otros foros ha sonado con fuerza la idea de la importancia de la unidad entre los húngaros de Eslovaquia. ¿Qué significa esto en concreto? Ya que tanto en el partido Híd-Most como entre los independientes hay importantes personalidades húngaras. ¿Los está excluyendo?
- En cualquier lugar de Europa Occidental solo funcionan con éxito los modelos para los cuales hay un principio director aceptado. El interés de la comunidad y su superviviencia. En esto mismo veo la tésis fundamental para la unidad de los húngaros de Eslovaquia. Y estoy convencido de que sólo el Partido de la Coalición Húngaro lo representa.

- Y Híd, ¿por qué no?
- Desde hace más de noventa años, los húngaros de Eslovaquia hemos asumido que debemos seguir siendo húngaros. Sólo así podemos prosperar en nuestra tierra natal. Hemos creado nuestras propias instituciones culturales y educativas, y deseamos aumentar su número y sus competencias. En la periferia de nuestra comunidad se encuentran los que se han asimilado, o los que tienen una débil conciencia de identidad, porque viven en matrimonios mixtos. El resto de los húngaros se esfuerzan en mantener dentro a este grupo. Pero el nuevo partido se construye sobre ellos, centra su atención en los que refuerzan la división. Sin embargo el objetivo solo debe ser el reforzamiento y la permanencia del conjunto.

- Béla Bugár y sus seguidores quieren construir su programa en base a un diálogo honesto húngaro-eslovaco. Pero nadie niega su nacionalidad, sus creencias, sus puntos de vista. ¿No es ese el único camino posible para la reconciliación, mencionada por tantos, entre húngaros y eslovacos?
- Dicen ese tipo de tonterías, pero en Eslovaquia ese modelo no funciona. Ni uno solo de los partidos eslovacos tiene un programa para las minorías. La oposición en numerosas ocasiones no se atreve a distanciarse de la coalición de gobierno, o no quiere hacerlo. ¿Con quiénes quieren negociar sin ningún tipo de compromiso? El único camino posible es la defensa firme y conjunta de los intereses húngaros.
- Pero lo que sí debilita es que se presenten candidatos separados por el MKP y Híd y que se enfrenten entre sí en las elecciones regionales y en las elecciones generales de junio próximo. ¿No estamos ante un callejón sin salida?
- Estos antiguos compañeros con los que hemos trabajado en los últimos veinte años, salieron en primavera con que estaban a disgusto con mi estilo de dirección y después expresaron sus objeciones con la actual dirección del partido. Y luego anunciaron la creación de una plataforma. Nosotros aceptamos finalmente sus propuestas, pero ellos se marcharon del partido. Ahoran quieren negociar. Si hubieran querido de verdad trabajar con nosotros, habrían permanecido en el partido y habrían continuado con su actividad como una plataforma independiente. Teniendo en cuenta que rechazaron nuestras propuestas, ahora no hay nada de qué hablar.

(Centro de Levoča, que cuenta con uno de los cascos históricos más bellos de Eslovaquia. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO)

BÉLA BUGÁR: Arrancar la "carta húngara" de las manos de los nacionalistas.
- Pero ¿es un partido húngaro Híd-Most?
- No sólo hemos fundado una nueva asociación política húngara. Pensamos que hay que ampliar nuestro círculo de apoyos posibles, porque hay que arrancar de una vez la "carta húngara" de las manos de los nacionalistas. Por eso hay que iniciar un diálogo con la mayoría, con los ciudadanos eslovacos honrados, a los que nos gustaría ganar para que entendieran y apoyaran la cuestión de las minorías.
- ¿Con cuánto éxito?
- Por ejemplo, contra la nueva ley lingüística eslovaca también han protestado empresarios del norte de Eslovaquia, que hasta ahora anunciaban sus productos exclusivamente en polaco, o lo hacían en primer lugar en esta lengua, ya que sus principales clientes llegan del país vecino. También han alzado la voz contra la ley los rusinos (rutenos) de Eslovaquia oriental. Ellos también son miembros de nuestro partido. Entendemos la ley lingüística como un problema global eslovaco, como la violación de la democracia, no como un asunto exclusivo de los húngaros de Eslovaquia, como hace el MKP. Gracias a los miembros de nuestro partido, los políticos eslovacos no pueden declarar que solo los húngaros están en contra de la ley y que el resto de las minorías de Eslovaquia no tiene ninguna objeción.
- Algunos opinan que con la excepción de Rudolf Chmel, a pesar de las expectativas que había, ninguna personalidad política conocida eslovaca ha ingresado en el partido. ¿Por qué?
- Analizamos profundamente qué candidatos aceptamos. No queremos saber nada de los que lo hacen por la coyuntura, o ansiando un puesto. Tenemos miembros íntegros, también en el sentido moral, húngaros, eslovacos, ucranianos, rusinos (rutenos), polacos, alemanes y gitanos, que ya antes han demostrado sus cualidades en sus localidades o regiones.
- Hace poco Viktor Orbán declaraba en nombre de su partido y de él mismo que apoyaban por completo al MKP. ¿Cómo entiende estas declaraciones?
- Las críticas que lanzó a Híd podría habérselas dirigido al vicepresidente del MKP, József Berényi, ya que él también defiende que el Foro de Representantes Húngaros de la Cuenca de los Cárpatos no tenga ninguna relación legal con el parlamento húngaro. No le demos razones a los nacionalistas eslovacos para que nos ataquen. Así que en realidad yo no le discuto el derecho a existir al Foro. Me gustaría que fuera una institución exclusivamente consultativa, en el sentido legal del término. En relación al comportamiento de Viktor Orbán, me gustaría indicar que no es nada oportuno que él mismo o su partido, el Fidesz, se inmiscuyan en los conflictos de la política húngara de Transilvania. Sería también un error que lo hiciera aquí, con nosotros.
- ¿No queda debilitada la posición húngara por el conflicto entre el MKP y Híd?
- La cooperación no depende de nosotros. Propusimos que no hubiera dos listas diferentes en las elecciones regionales, que nos pusiéramos de acuerdo en los porcentajes de representación, que les facilitáramos el trabajo a los electores del Sur de Eslovaquia. Pero Csáky y los suyos rechazaron nuestras propuestas y por eso, en muchos lugares, nuestros candidatos se enfrentarán. Deberíamos aprender de la experiencia de 1997, cuando tres partidos húngaros de oposición y dos agrupaciones eslovacas de derechas formaron la Coalición Azul y gracias a eso conseguimos, al año siguiente, arrebatarle el poder a los nacional-populistas de Vladímir Mečiar. Si no lo hacemos, el año que viene no habrá manera de derrotar a Robert Ficó.

(Plaza central de Bardejov, en la zona Nororiental de Eslovaquia)

Nota: para ilustrar el artículo he elegido varios de ciudades eslovacas. Son todas de la wikipedia.

Fuentes: Népszabadság, Pravda, wikipedia eslovaca



9 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Hola, Ante todo, para que no se me olvide, las fotos son preciosas, seguro que merece la pena pasarse por Eslovaquia a hacer turismo.

Muy interesante la discusion entre los dos grupos hungaros. El primero es mas intolerante, mas "nacionalista", intransigente, y parece que reacciona con ms energia a los ataques a la identidad hungara (a veces en este tipo de conflictos si no eres duro al final acaban desmembrandote y diluyendote). El Hid intenta tender un "puente" para la convivencia, lo que en principio es mas deseable, aunque pueden tener razon los nacionalistas de que al abrir las puertas termines perdiendo tu propia indentidad (sobre todo cuando la politica nacional del pais donde vives como minoria desarrolla una politica tambien nacionalista y "eslovacocentrica:, si se puede llamar asi).

Habria que conocer bien como se desarrollan realmente las cosas para saber cual es la actitud mas atractiva desde el punto de vista de un hungaro. No entiendo porque el Mkd, en realidad los dos partidos, rechaza la legatura entre Budapest y los hungaros transilvanos, supongo que porque puede ser entendido como una injerencia hungara en la politica nacional? La injerencia, como dicen los del "puente", no tiene porque ser tal si el organo es simplemente consultivo y no pretende tomar decisiones ejecutivas comunes, y eso potenciaria la unidad de los hungaros con su territorio historico...

Por cierto, que tendencia politica autoasume el Hid, socialdemocrata? liberal?

Todo lo que he comentado lo he hecho intentando pensar como si fuera parte de una minoria etnica que piensa que hay un enfrentamiento contra su cultura por parte de los gobernantes del territorio en el que se encuentran (el caso de Rumania y los hungaros por ejemplo, o el de Euskal Herria en Francia o España).

Oxandabaratz dijo...

Jozko una pregunta.

¿Me podrás dar una definición sobre el concepto "ruteno" o "rusino"? ¿Es lo mismo? (Yo tengo entendido que sí, que es lo mismo.

Yo tengo entendido que durante una época se les puso ese nombre a los eslavos que vivían en la zona que hoy en día sería Galitzia, Polonia, Ukrania y Bielorrusia que estaban fura de los dominios del zar. Que después se les conocería así a todos los eslavos ortodoxos que estaban debajo de la autoridad de Polonia o de la Confederación Polaco Lituana. (Sería los "ancestros" de los actuales ukranianos o bielorrusos). En una época se dpocumentó la "lengua rutena" o "antigua lengua rutena", lo que en Rusia es conocida como "antigua lengua ruso-lituana" o "eslavo-lituana" o algo así (por que entonces Bielorrusia pertenecía al Gran Ducado de Lituania, ese idioma sería el "antecedente" del actual idioma bielorruso).

Que más tarde, esa denominación, la de "rusino" (Rusyn") la utilizarían los ukranianos que quedaron bajo el Imperio Austrohúngaro utilizando el ´termino "rusyn" pare referirse a ellos mismos. Peor que el Imperio, para evitar las "influencias rusas", recuperó el término "Ruthenen" ("Rusyn" suena demasiado a "ruso"). Ese término iría desapareciendo

Hubo en el periodo de entreguerras (cuando Ukrania era Soviética o una parte Polaca) un territorio comúnmente llamado Ucrania de los Cárpatos o Rutenia Subcarpatica en la de entonces era Checoslovaquia. Los habitantes de ahí se consideraban ambas cosas "rutenos" y "ukranianos" o por eso tengo entendido yo (si bien algunos comienzan a distinguir entre ambas cosas, algunos empiezan a llamarse "rutenos" como una manera de expresar su identidad local sin ser "absorbidos" por Ukrania, vamos que empezaría el deslinde). A esa Ukrania Subcarpática se le dio la autonomía, o más biien se le obigaron a darsela, con el Pacto de Munich. En 1939, tras la invasión alemana de los restos de Checoslovaquia la Rutenia Subcarpática proclamó su independencia peró duró sólo tres días ya que fueron invadidos por Hungría.

Tas la segunda guerra mundial, ese territorio pasó a la Ukrania Soviética, si bien hubo y sigue habiendo gente tanto ahí como en la Galitzia occidental polaca que se consirdera "rusina" o "rutena" antes que "ukraniana". Yo creo que actualmente ese concepto se utiliza más bien como negación de la identidad ukraniana.

En fin "Rutenia", "rutenos", "rusinos"; unos conceptos que han ido cambaindo de significado a lo largo de años.

¿Como lo ves tú Jozko? ¿Estás de acuerdo? ¿Está algo equivocado? ¿Falta o sobra algo?

jozko dijo...

Hola José Luis!

Yo he vivido varios años en Eslovaquia y me parece un país precioso, tanto por sus ciudades como por su naturaleza (los montes Trata!!!). Estoy justo preparando una entrada sobre las viejas ciudades mineras medievales eslovacas. A ver si acabo, pero es que siempre surge algún tema más urgente.

Respecto a la relación entre Hungría y los húngaros de otros países. El problema es que hay partidos que juegan con eso en todos los sitios, incluyendo Hungría (pero también en Rumanía o en Eslovaquia). Por ejemplo hace unos años el Fidesz (derecha de Hungría) quería darle derecho a voto a los húngaros de los países de alrededor. Pero quería porque sabía que la gran mayoría votarían por el Fidesz. Pero también en Rumanía o Eslovaquia donde con mucha facilidad se acusa a los húngaros de ser una especie de quinta columna que quiere debilitar o destruir el país o anexionarse a Hungría. De hecho el Foro del que se habla en el texto ha sido criticado con dureza en todas partes (también en Rumanía).

Respecto a Híd, no se como se definen, no existen desde hace mucho, pero me imagino que sera cristiano demócrata al igual que el MKP (lo es también su líder Bugár). En principio el MKP era una coalición de varios partidos, pero casi todos de derecha (de hecho el apoyo a las políticas conservadoras eslovacas durante el gobierno anterior es una de las causas que ha llevado a la crisis al MKP). Por lo demás, el gobierno eslovaco es bastante agresivo con los húngaros (aunque por su política social podría haber atraído a muchos húngaros, pero claro, es lo que tiene que los socios de gobierno sean ultranacionalistas cuando no simplemente fascistas, aunque en esto tiene también culpa el MKP que desde el principio no quiso negociar con "socialistas", así que Fico negoció con los únicos que estuvieron dispuestos a hablar con él).

A mí Híd me cae relativamente simpático, aunque solo sea por intentar crear un partido multiétnico y atraer a eslovacos, pero a pesar de todo tengo muchas dudas con ellos, sobre todo por el resto de su política.

Por lo demás, ¿como ves la situación en Rumanía? ¿habría la posibilidad de un partido similar?

Un saludo desde Budapest

jozko dijo...

Hola Oxandabaratz!

En primer lugar gracias por tu comentario, que aclara bastantes cosas (debía hacer escrito yo algo del tema, para aclarar algo del tema).

En realidad yo habría escrito solo rusino, porque es el nombre oficial que se dan a ellos mismos, pero en muchos sitios en España no se aclaran (en la wikipedia hay una discusión kilométrica sobre el asunto), además "rusinos" no le dice nada a mucha gente, en cambio "ruteno" sí. Por eso preferí escribir los dos, pero ellos a sí mismos no usan el término ruteno.

El problema es que conceptos como "ucraniano" o "bielorruso" son bastante discutibles y además relativamente modernos. En esta zona las diferencias dependen ante todo de las fronteras políticas (artificiales) y del desarrollo histórico que se ha impuesto a las distintas zonas en virtud de esas fronteras.

Por lo demás, tu resumen histórico es perfecto. Solo añadir un par de cosas. Realmente hay diferencias entre rusinos y ucranianos. Yo hablo varios lenguas eslavas y entiendo bastante bien rusino (tengo varios libros que compré en Eslovaquia y los entiendo sin problemas, incluso un manual de rusino usado en escuelas húngaras), en cambio entiendo mucho menos el ucraniano. Yo he conocido rutenos en Eslovaquia y ninguno se declaraba ucraniano, sino que eran muy conscientes de su identidad rusina (tuve la suerte de asistir a una boda ortodoxa-rusina en una iglesia de Bratislava, invitado por algunos de mis conocidos). Aunque también es cierto que muchas veces su identidad ha sido fortalecida desde el extranjero (por ejemplo desde la emigración en los EEUU o Canadá). En cualquier caso, yo diría que los rusinos son los eslavos orientales del Imperio Austro-húngaro (o mejor aún los que pertenecieron tradicionalmente al reino húngaro).

Por lo demás, en Yugoslavia, en Voivodina también había minorías rusinas y como la Yugoslavia de Tito era un estado bastante respetuoso con las minorías hubo un desarrollo cultural bastante grande. La lengua oficial rusina se codificó allí, en la universidad de Novi Sad, y es la que aceptan hoy los rusinos de Hungría o los de Eslovaquia. La cosa se complica porque hay gente en estos países que no se reconoce rusina, sino ucraniana, aunque creo que depende más de migraciones desde Ucrania en el siglo XX.

Y eso sin contar los cambios que ha habido a lo largo de la historia y que mencionas (antes a Bielorrusia se la llamaba la Rutenia Blanca).

Por supuesto los ucranianos no reconocen al existencia de los rusinos y en la región de Transcarpatia, donde se supone que vive la mayoría no se acepta el tema (en cambio en Hungría, Serbia y Eslovaquia sí, incluso hay sección rusina en Novi Sad y en Prešov - Eslovaquia-, así como escuelas medias en Hungría).

Un saludo Oxandabaratz, y gracias nuevamente por tu aclaración

Oxandabaratz dijo...

Gracisa por contestar, Jozko. A ver si alguien más se pasa por aquí y aporta algo más, Asier o Argonautas, por ejemplo

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Jozko.. Pues en Rumania UDMR, que es el principal partido hungaro y el unico con representacion parlamentaria, no es demasiado polemico. Es cierto que luchan por la autonomia de los judets con mas poblacion magiar (Covasna, Harghita y Mures), pero lo hacen al estilo que siempre lo ha hecho el PNV, usandolo para conseguir poder en Bucarest. Se lleva bastante bien con los partidos nacionales, con los que suele pactar para formar gobierno a cambio de promesas, mas destinadas a sus privilegios (los de sus dirigentes) que a los de los hungaros.

Hay otros partidos ms peques, y mas radicales, en su lucha por la autonomia, en principio, aunque en su proyecto a largo plazo pasa la vuelta de Transilvania a Hungria. El partido se llama Partido Civic Maghiar, y es mas de derecha que UDMR (que es tambien de derecha, pero de la derecha que busca principalmente el control de las empresas, y no unos fines ideologicos concretos). De hecho el PCM tiene relaciones con grupos nacionalistas (fascistas) de Hungria, que se reunen en estos judets para hacer sus demostraciones paramilitares (me refiero a la Guardia Magiar).

Saludos

JL

jozko dijo...

Hola José Luis!

Gracias por la información, no sabía lo del PCM. Qué fuerte... me imagino que habrá bastante polémica en Rumanía si aparece gente de la Magyar Gárda. En Eslovaquia es así. De vergüenza vamos...

Unos de los problemas que siempre hay con los partidos húngaros es que tienen referencias y contactos con ciertos partidos de Hungría, generalmente Fidesz (o como comentas, con algunos aun peor). Por ejemplo algunos ni siquiera hablan con los socialistas o los liberales. Por eso Híd intentaba distanciarse y criticaba al Fidesz.

Gracias por tu información.

Un saludo desde Budapest!

Corvus dijo...

A veces el radicalizarse sirve para sobrevivir,por otro lado creo que unir las otras minorías podría ser positivo para presionar.Pero si hay el peligro de diluirse y perder fuerza,no es fácil representar los intereses de todos.

ana dijo...

Mucho me interesaría que el titular del blog hiciese un estudio polìtico ,que por lo que veo es muy profundo en el tema ,sobre la opiniòn de FORNEO .
Como ve a la Europa del futuro en este evidente choque(con distintas gradaciones de pacifismo y agresividad segùn lo que vemos desde lejos) entre las razas y los gobiernos centrales cuyo fin-precisamente-es mantener una nación guardando cierta coherencia.
Allí si està dibujado el futuro incluso lo que va a deparar este SIGLO XXI ,en Europa.
Allí si que hay realidad sin manejo alguno.