miércoles, 12 de marzo de 2014

Elecciones en Hungría (I): noticias y encuestas de opinión

Ni más ni menos que 44 partidos han intentado registrarse para poder participar a nivel nacional en las elecciones parlamentarias del 6 de abril. No todos han cumplido las condiciones, pero aún así habrá 18 partidos en las listas nacionales (más 13 organizaciones en representación de las minorías étnicas). Nunca había habido antes tantos partidos a los que poder votar, en las elecciones del 2010 solo 6 partidos pudieron cumplir todas las condiciones (a pesar de que también hubo 44 partidos con intención de participar). Algunos han mostrado su extrañeza por el hecho y presienten algún tipo de fraude detrás. De hecho es bastante probable. El problema es que el sistema ha cambiado y ahora solo es necesario reunir 500 firmas por candidato (antes cada ciudadano recibía una tarjeta electoral y tenía que entregarla al partido que le pareciera, es decir, solo podía apoyar a un partido, con el sistema actual un ciudadano puede apoyar varios partidos a la vez). Para poder presentarse a nivel nacional es necesario al menos tener 27 candidatos (y al menos en nueve provincias y en la capital). Corren rumores de que los partidos pequeños se han intercambiado las firmas los últimos días para poder presentarse. Además hay que tener en cuenta que los partidos que se presentan recibirán ayuda estatal para actividades de propaganda electoral (como mínimo 150 millones de forint, unos 500 mil euros, por partido). La oficina electoral controla las firmas, pero solo para ver si efectivamente existe el firmante, nada más. En cualquier caso los 18 partidos que podrán presentarse a nivel nacional son los siguientes (se indica también quién es el cabeza del partido, si es una personalidad conocida):

Tarjeta electoral (para elección de partidos a nivel nacional). Fuente: HVG


1. Partido Gitano Húngaro
2. Partido Movimiento "La Patria No Se Vende"
3. Aliados de María Seres: Mária Seres
4. Partido Independiente de los Pequeños Propietarios
5. Partido Nueva Dimensión
6. Fidesz (en el gobierno): Viktor Orbán (primer ministro)
7. Partido Por Una Hungría Deportiva y Sana
8. Otra Política Es Posible: András Schiffer
9. Comunidad Demócrata Bienestar y Libertad
10. Partido Nueva Hungría
11. Partido Obrero (comunistas): Gyula Thürmer
12. Partido Cívico Húngaro de Socialdemócratas: Andor Schmuck
13. Partido Popular Comunidad por la Justicia Social
14. Juntos 2014
15. Verdes
16. Partido Cooperación
17. Partido Socialista- Juntos- Coalición Democrática - Diálogo por Hungría- Partido Liberal: Attila Mesterházy (socialista)
18. Jobbik (extrema derecha): Gábor Vona

Las trece organizaciones de minorías étnicas representan a alemanes, armenios, búlgaros, croatas, eslovacos, eslovenos, gitanos, griegos, polacos, rumanos, rusinos (rutenos), serbios y ucranianos. Además, hay más de 1500 candidatos a diputados por los distritos unipersonales, lo que significa que, de media, por cada puesto en juego habrá unos 14-15 candidatos, lo que también supone un nuevo record.

Además de las denuncias por fraude a la hora de cumplir los requisitos para presentarse, la campaña electoral ha estado centrada, para variar, en varios escándalos: el 4 de febrero del 2014 un periódico cercano al gobierno destapó el conocido como Asunto Simon; el Magyar Nemzet (Nación Húngara, algo así como el ABC en España) fue el primero en denunciar que Gábor Simon, vicepresidente del Partido Socialista posee cuantas secretas en Austria por valor de casi un millón de euros. Simon estaba siendo investigado desde comienzos del 2013 por asuntos de corrupción y, de hecho, desde marzo del 2013 se le había privado de su inmunidad parlamentaria (era diputado socialista), pero en las últimas semanas los escándalos en torno a su persona no han hecho más que inflarse según ha ido avanzando la investigación. A petición de la dirección de los socialistas dimitió de sus cargos en el partido y de su escaño en el parlamento, pero la imagen del principal partido de oposición ha sufrido un duro golpe. En la actualidad Simon está detenido pero el asunto no está cerrado todavía y la lista de actividades fraudalentas del ex-diputado y ex-secretario de Estado (para Asuntos Sociales y de Trabajo) no hace más que crecer. Este asunto ha desviado la atención de los escándalos que afectan al partido gobernante, incluyendo la cuestión en torno a la ampliación de la Central Nuclear de Paks (véase un artículo anterior en Crónicas Húngaras); y aunque la oposición ha intentado casi histriónicamente usar el asunto de Ucrania para atacar al gobierno, ha acabado haciéndolo de manera deplorable y populista (identificando a Orbán con Putin, o hablando de Hungría como nueva república soviética). La pseudoizquierda húngara ha caído en una espiral de rusofobia burda y lamentable, difícil de digerir, sobre todo teniendo en cuenta que siempre han criticado al gobierno por populismo. Cierto que el conflicto de Ucrania ha dejado al gobierno húngaro desorientado. La derecha húngara, tradicionalmente rusófoba (desde mediados del siglo XIX al menos) ahora pacta con Putin y empieza a ver con buenos ojos a Rusia. Ante el conflicto ha intentado ser prudente, hay que tener en cuenta que Hungría es un país de la UE y la propaganda occidental es predominante, así que el gobierno intenta hacer malabarismos para no disgustar a nadie. Se critica, eso sí suavemente, la actuación rusa, se considera legítimo al gobierno ucraniano golpista, pero se expresa la preocupación por las minorías húngaras de Ucrania ante los ataques del gobierno ucraniano, etc. Sin embargo, algunas personalidades de Fidesz, el partido en el poder, sí han hecho declaraciones mucho más duras y críticas con Rusia (por ejemplo Tamás Deutsch). El asunto se complica porque Jobbik, el tercero en discordia y el partido que más crece en popularidad según las últimas encuestas (en el anterior artículo sobre las elecciones en Hungría se afirmó que el partido parecía estancado, pero en cuanto se ha iniciado la campaña electoral han subido como la espuma), está teniendo una postura muy beligerante ... en contra del gobierno golpista ucraniano y en apoyo a la postura rusa. Jobbik está intentando llamar la atención sobre la situación de la minoría húngara de Transcarpatia, que tan poco parece importarle a todo el mundo en Hungría. De hecho ha habido ya un pequeños escándalo en torno a un conocido escritor y presentador liberal, Henrik Havas, por unas declaraciones en un programa de televisión en el que vino a decir que no le importaba nada lo que les pasara a los húngaros de Transcarpatia. Jobbik es tambien otro de los partidos que ha denunciado la proliferación de partidos falsos, sin actividad alguna, que podrán presentarse en las elecciones. 

Gábor Simon, ex-vicepresidente del Partido Socialista, ahora en prisión por escándalos financieros y toda una lista de actividades criminales cada día más extensa. Fuente: Wikipedia.


Visto lo visto, la duda en cuanto a los resultados electorales parece ser si Fidesz conseguirá los 2/3 de los escaños o no, aunque todavía queda campaña electoral y pueden pasar muchas cosas. Sin embargo el principal partido de oposición no levanta pasiones precisamente, quien sí parece levantarlas es la extrema derecha, Jobbik, que no para de subir en las encuestas. Pero en principio el escenario que no sorprendería a nadie sería el del Fidesz consiguiendo los 2/3 de los escaños.

Según la última encuesta de la empresa Medián, publicada a comienzos de marzo, Fidesz ganaría las elecciones con un 49% de los votos, la coalición social-liberal conseguiría el 30%, mientras que Jobbik el 18%. Otra Política Es Posible (LMP) conseguiría el 3% de los votos.

Encuesta de la empresa Medián, publicada a comienzos de marzo. Cada partido tiene tres columnas, la primera es el porcentaje respecto al total de la población. La intermedia es el porcentaje respecto a la población con derecho a voto. La columna inferior representa el porcentaje en relación con los que reconocen su intención de ejercer el voto. Aparecen representados cuatro partidos: Fidesz (en el poder), la oposición social-liberal, Jobbik (extrema derecha) y LMP (ecologistas). Egyéb párt: Otros partidos. Nincs pártja: no han elegido partido o no quieren nombrarlo. Fuente: HVG.
 
Otra encuesta también publicada a comienzos de marzo, la del centro Századvég, muestra resultados parecidos: 51% para Fidesz, 27% para social-liberales, 16% Jobbik, 5% LMP.

Última encuesta de Századvég. Fuente: index

En general todas las encuestas muestran que el partido en el poder oscila entre el 47-52% de apoyos. Medián muestra un cierto descenso respecto a mediciones anteriores, pero no Századvég. Las últimas encuestas de Ipsos y Tárki, que no han publicado aún en marzo, muestran en cambio una ligera subida. En cuanto a la oposición social-liberal, está estancada, y su apoyo oscila en torno al 26 y el 33%. Para Századvég baja ligeramente respecto a la anterior encuesta de la misma empresa. En lo que coinciden todas las encuestas de opinión de las últimas semanas es en pronosticar la subida de Jobbik (Tárki incluso les daba un 19% en su último estudio, publicado a finales de febrero).  LMP parece recuperarse de sus conflictos internos y también sube, tal vez pueda superar el umbral del 5% necesario para entrar en el parlamento. Dado el complicado sistema electoral húngaro, en las encuestas no se suele hacer predicción de escaños (un viejo artículo de Crónicas Húngaras en el que se explica el sistema electoral húngaro, el único cambio que ha habido desde entonces es que se ha eliminado el sistema de doble vuelta, ahora basta con ganar la primera para conseguir ser diputado).

Evolución del apoyo a los partidos políticos. Nótese que la coalición social-liberal solo aparece desde enero (entonces quedó claro que los partidos que la forman se presentarían juntos). Fuente: Wikipedia
En cuanto a la izquierda, o a lo poco que queda de izquierda en Hungría, es de destacar que el Partido Obrero (Munkáspárt) ha conseguido cumplir las condiciones para poder presentarse en todo el país (en las últimas elecciones no pudieron hacerlo, solo se presentaron en cuatro regiones, pero hay que tener en cuenta que ahora las condiciones se han simplificado). En cualquier caso además de poder ser votado en todo el país, el partido presenta 33 candidatos en distritos unipersonales (en el 2010 fueron 16). Quizás el cambio más destacado se haya dado en Budapest, donde cinco de sus candidatos han cumplido los requisitos para presentarse (en el 2010 ninguno pudo hacerlo). Solo en 6 regiones no presentan ningún candidato (en el 2010 fueron 11).  A pesar de ser un partido minoritario, marginal, tienen cierta resonancia mediática, por ejemplo por el apoyo al gobierno en el tema de la ampliación de la Central Nuclear de Paks. En una entrevista para un periódico húngaro de Canadá (Kanadái Magyar Hírlap), ante la pregunta de con qué resultados cuentan, Gyula Thürmer respondió simplemente que esperan subir en votos (cosa bastante fácil, si tenemos en cuenta que en el 2010 solo pudieron presentarse en 4 regiones -solo consiguiero un mísero 0,11%- y ahora en cambio pueden hacerlo en todo el país).
 
Izquierda Verde (que agrupa a varias organizaciones, entre ellas a Izquierda Unida Húngara, el referente de IU aquí) no tendrá ningún candidato (en el 2010 tuvieron 2).

2 comentarios:

El Quincenal de Hungria dijo...

Estimado Jozko:

Te agradeceria que nos dejes publicar este articulo en nuestro proximo numero de El Quincenal. Vendra " a huevo " porque jusstamente trataremos de las elecciones que estan por caer.

Mil gracias,

Sebastian
El Quincenal de Hungria
http://www.quincenal.hu
sebastian@quincenal.hu

Nicolas Sagues dijo...

Estimado Jozko: Mi nombre es Nicolás. Soy chileno pero vivi mis primeros ocho años en Hungria. Aun conservo algunos amigos por allá. Me parecen muy interesantes los articulos de tu blog. Es una de las escasas formas que tengo de saber sobre Hungría, mi patria de infancia. Espero tus comentarios de las recientes elecciones húngaras. Un abrazo. Szervusz, szia.