domingo, 7 de junio de 2009

Elecciones al Parlamento Europeo en Eslovaquia

Resultados de las elecciones al Parlamento Europeo en Eslovaquia, que se celebraron ayer sábado, 7 de junio.

Participación: 19,63%

1. Smer (socialdemócratas, en el poder): 32,1 % - 5 eurodiputados
2. SDKÚ-DS (Unión Demócrata Cristiana de Eslovaquia): 16,98 % - 2 eurodiputados
3. SMK (Partido de la Coalición Húngara): 11,33% - 2 eurodiputados
4. KDH (Movimiento Cristiano Demócrata): 10.55 % - 2 eurodiputados
5. ĽS- HZDS (Partido Popular- Movimiento por Una Eslovaquia Democrática): 8,97% - 1 eurodiputado
6. SNS (Partido Nacional Eslovaco - ultranacionalistas): 5,39% - 1 eurodiputado

(resultados oficiales, con el 100% de los votos escrutados)

Esto significa 5 eurodiputados para los socialistas europeos (frente a los 3 que tenían - son los del partido SMER), 6 para los populares (SDKÚ, SMK, KDH) frente a los 8 de las elecciones anteriores.


Lo primero que llama la atención es lo que todo el mundo ya sabía de antemano, que la participación iba a ser escandalosamente baja. Claro que en las elecciones del 2004 lo fueron todavía más (entonces votó un 17% de los electores).

En cuanto a los resultados, SMER, el partido en el poder, dirigido por Robert Fico, ha sido el claro triunfador, pasando de 3 eurodiputados a 5, y ha mejorado su porcentaje de votos, tanto respecto a las últimas elecciones europeas como a las generales. Pero esto se esperaba, quizás lo sorprendente es que sólo hayan tenido un 32% de los votos. Los otros partidos del gobierno no han conseguido resultados tan buenos, el partido de Vladímir Mečiar se mantiene respecto a las elecciones generales, pero pierde dos eurodiputados. Los ultranacionalistas del SNS en cambio pierden bastantes apoyos respecto a las elecciones generales, aunque hayan conseguido mejores resultados que en las anteriores elecciones europeas y puedan finalmente estar en el Parlamento Europeo con un diputado, aunque aspiraban a dos (las encuestan pronosticaban mejores resultados para ellos).

Por lo que respecta a los partidos de oposición, el más fuerte de ellos, el SDKÚ, dirigido por el ex-primer ministro Mikuláš Dzurinda, no puede decir que haya tenido éxito, baja ligeramente respecto a las anteriores elecciones, ya sean generales o europeas, pero pierden un eurodiputado. Sin embargo, uno de sus líderes, Eduard Kukan mostraba un moderado optimismo y confiaba incluso en que los resultados oficiales confirmaran el tercer eurodiputado (cosa que en el momento de escribir el presente artículo parece bastante improbable).

En cuanto a los otros dos partidos opositores fuertes, el KDH y los húngaros del SMK han conseguido relativos buenos resultados. En el caso del SMK hay que tener en cuenta que los últimos meses ha sido afectado por numerosos escándalos y conflictos internos que han llevado a parte de su militancia a abandonar el partido y a otros a asumir posturas críticas con la dirección. Aunque la dirección del partido esperaba algo más - Pál Csáky, su líder contaba incluso con conseguir un tercer eurodiputado - al final, la alta abstención de los votantes húngaros no ha confirmado su previsión (en realidad era imposible ya que para tener tres diputados deberían conseguir al menos un 17-18% de los votos, pero los húngaros son el 9,5% de la población del país y ya quedan lejos los años en los que incluso los eslovacos votaban por el SMK). Por lo demás una vez conocidos los resultados Pál Csáky los ha calificado de éxito y se ha apresurado a hablar de las posibilidades de los tres partidos de oposición de derrotar a SMER, ya que considera que la derecha ha ganado las elecciones; ahora, de donde saca esta conclusión es un misterio ya que los tres partidos opositores han perdido dos europarlamentarios y SMER ha ganado dos - tomando los tres partidos del gobierno en conjunto han ganado uno en total. De hecho en la anterior legislatura el equilibrio de fuerzas era 6 eurodiputados del gobierno frente a 8 de la oposición, en cambio según los resultados de la convocatoria actual serían 7 del gobierno frente a 6 de la oposición (Eslovaquia tiene un diputado menos ahora). Y si se analizan los resultados respecto a las elecciones generales el panorama no es muy diferente (entonces hubo aproximadamente un 49% de votos para los partidos del gobierno frente a un 38% de la oposición, en las elecciones europeas actuales la relación es 45-39 en favor del gobierno, teniendo en cuenta además que la caída en votos de los partidos del gobierno es exclusiva del fracaso de la extrema derecha - SNS). Por otro lado, será difícil la colaboración entre los tres partidos de oposición ya que Csáky no está bien considerado entre ellos y tampoco se ha esforzado él mucho en mejorar las relaciones, por eso ha sido duramente criticado por Béla Bugár, antiguo líder del SMK (su época como jefe del partido estuvo precisamente caracterizada por la colaboración con el KDH y el SDKÚ). Aparte de esto tampoco me parece adecuado sacar conclusiones respecto a las elecciones generales ya que el porcentaje de participación ha sido tan ridículamente bajo que invalida, en mi opinión, cualquier análisis en esa dirección.

En cuanto a los pequeños partidos extraparlamentarios todos se han quedado sin conseguir eurodiputado, el que más cerca ha estado de conseguir uno ha sido Sloboda a Solidarita (SaS), Libertad y Solidaridad, un partido nuevo (fue fundado en marzo de este año), liberal de derechas, practicamente desconocido hasta ahora, que ha conseguido un 4,71 % . Detrás han quedado los Verdes con un 2,11%, KDS (demócrata conservadores) con un 2,10%, Partido Comunista de Eslovaquia con 1,65%, Foro Libre con 1,56% . Además hay otros 5 partidos que no llegan al 1%.

Lo más curioso si atendemos a los resultados, además del fracaso relativo de la extrema derecha (aunque compensado por conseguir un eurodiputado, que antes no tenían), es que como los electores eligen no solo un partido, sino que pueden también dar preferencia a un candidato dentro de éste, en ocasiones candidatos no favoritos han conseguido mejores resultados que los cabeza de lista. Por ejemplo en el partido SMER, la candidata con más votos ha sido la tercera de la lista Monika Beňová, por delante de Boris Zala, que encabezaba la lista. Los otros eurodiputados de Smer serán previsiblemente: Vladimír Maňka, Monika Smolková y Katerína Neveďalová. El candidato más votado del KDH es Anna Záborská (tercera de la lista) y el otro eurodiputado será Miroslav Mikolášik (que era cuarto), así que los dos principales candidatos del partido curiosamente se han quedado fuera. El único eurodiputado del SNS será Jaroslav Paška, mientras que el cabeza de lista ha quedado en tercer lugar. Los otros eurodiputados por Eslovaquia serán Eduard Kukan - exministro de asuntos exteriores y Peter Šťastný - el famoso jugador de hockey sobre hielo que es actualmente eurodiputado, ambos por los demócrata-cristianos del SDKÚ, Sergej Kozlík del HZDS y dos húngaros, Edit Bauer y Alajos Mészáros.

Los candidatos más votados han sido Monika Beňova (SMER), Boris Zala (SMER), Eduard Kukan (SDKÚ), Anna Záborská (KDH) y Vladímir Maňka (SMER).



Elecciones europeas – 2004 Elecciones generales – 2006 Elecciones europeas – 2009 Eurodiputados – 2004 Eurodiputados – 2009
SMER 16,89% 29,14% 32,1 % 3 5
SDKÚ- DS 17,09% 18,35% 16,98 % 3 2
SMK 13,24% 11,68% 11,33 % 2 2
KDH 16,19% 8,31% 10,55 % 3 2
LS-HZDS 17,04% 8,79% 8,97 % 3 1
SNS 2,01% 11,73% 5,39 % 0 1

nota: el número de eurodiputados asignados a Eslovaquia se ha reducido de 14 a 13.

Análisis de los resultados según el prestigioso politicólogo Grigorij Mesežnikov:
(los datos de la entrevista con Mesežnikov son del portal 24hod.sk)

Los resultados no son extrapolables ya que ni siquiera ha votado la quinta parte de los electores. La izquierda ha ganado relativamente las elecciones, no de manera absoluta, como sucedió en las elecciones generales del 2004. En su opinión el SMK y el KDH han conseguido muy buenos resultados. En cambio los del SNS son un fracaso, y tampoco los del partido ganador, SMER se pueden considerar buenos si tenemos en cuenta las encuestan sobre apoyo político de los últimos meses. Los de Sloboda A Solidarita, por el contrario se pueden considerar como muy buenos, a pesar de haberse quedado a las puertas de conseguir un eurodiputado. En cualquier caso con estos resultados seguramente el partido se convertirá en una fuerza a tener en cuenta en la política eslovaca. Destaca también el SMK, según el analista "sus votantes piensan que independientemente de los problemas internos que tenga el partido, no tienen otra opción más que votarlo", así que la dirección del SMK puede estar satisfecha. Algo parecido sucede con el KDH que también ha estado sacudido por problemas internos (de hecho un grupo se excindió y se presentó en las elecciones con las siglas KDS), sus votantes son conservadores consecuentes que no cambian su voto así como así. A pesar de que el SDKÚ ha perdido un eurodiputado, eso es más bien culpa del sistema electoral, sus resultados pueden considerarse buenos.


Nota de última hora: antes de conocerse los resultados definitivos, importantes políticos del partido húngaro SMK han anunciado su marcha del partido y la intención de fundar uno nuevo llamado Híd ("puente" en húngaro). Es la consecuencia de las luchas internas y la oposición a la linea dura del líder actual del SMK, Pál Csáky. Entre los que se han marchado está el político húngaro más popular de Eslovaquia, Béla Bugár, que actualmente es diputado en el parlamento, además ha sido secundado por otros tres diputados: Gábor Gál, László A. Nagy y Tibor Bastrnák, pero además hay otras muchos otros, por ejemplo 24 alcaldes y otros miembros de las comisiones ejecutivas del partido. Bugár ha afirmado que llevan dos meses intentando encontrar puntos en común para un acuerdo que evitara la ruptura sin conseguir nada. El nuevo partido no sería étnico y estaría abierto también a los eslovacos. Ya en abril otros miembros se marcharon del SMK, entre ellos el diputado Zsolt Simon, disgustados por la política que se sigue en la actualidad. Esta medida supone un cambio radical en la situación política de los húngaros de Eslovaquia, caracterizada hasta ahora por un partido que conseguía la gran mayoría de los votos de las zonas habitadas por húngaros, ahora, la presencia de dos partidos podría suponer incluso, en el peor de los casos, que ninguno entrara en el parlamento, o lo hicieran los dos pero con mucha menos fuerza de la que hasta ahora disponía el SMK. Además también será interesante qué reacción habrá a esto en Hungría, ya que Viktor Orbán, líder del Fidesz partido de oposición que con toda seguridad ganará las elecciones europeas y las próximas generales, ha apoyado y participado en la campaña europea al lado de Csáky. (Informan: Index, Pravda, Sme)


Fuentes - Wikipedia y la prensa eslovaca: 24hod.sk,
Parameter, Pravda, Sme, Új Szó, Webnoviny.


2 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Veo que en Eslovaquia el desinteres ha sido aun menor que en Rumania. Como bien dices, no se puede decir quien ha ganado las elecciones, porque realmente el ganador es el desinteres, la apatia, la desmotivacion.

jozko dijo...

Hola Jose Luis!

Si, lo de Eslovaquia es increible, pero los demás no es que estén mucho mejor... por cierto, yo pensaba que había un límite de participación por debajo del cual las elecciones eran declaradas no-válidas (el 50%)... pero claro, como no interesa ahora...

un saludo