sábado, 12 de abril de 2008

Budapest contra el fascismo

(No queremos nacis)

(la mayoría pacífica, estamos en casa)

(Soy húngaro, no naci)

(Nunca más)
(fotos de www.index.hu, www.origo.hu y www.stop.hu)
En una oficina de venta de entradas, según los fascistas, se negaron a vender entradas para un concierto de un famoso grupo ultranacionalista de rock, durante las últimas semanas, como respuesta, grupos fascistas han atacado la tienda con cócteles molotov y han amenazado a los trabajadores. Pero parece que la gente de Budapest está ya harta de esta gente empezado a organizarse una campaña de protesta. Ya el lunes centenares de personas se reunieron ante la tienda mostrando su apoyo y evitando de este modo el ataque de un grupo de fascistas. Ayer viernes se celebraron dos manifestaciones de signo contrario en el lugar.

Por fín, más vale tarde que nunca, Budapest se moviliza contra el fascismo.

2 comentarios:

A la Carga! dijo...

No olvidaremos la matanza de 1956 en Hungría a manos del comunismo, como tampoco olvidaremos que occidente capitalista fue cómplice y no atendió a nuestro ultimo grito de ayuda. Que unos pocos desmemoriados acepten sumisamente sus vidas impuestas y controladas desde los medios no es gran cosa, que unos pocos marchen a pro de un pacifismo comercial –con banderas hippie- tampoco es importante. Viva Budapest, vivan las luchas identitarias en todo el mundo... el fascismo retornara.
(No pasaran...La pasionaria en España. Pero pasamos. Mussolini)

jozko dijo...

Hola, A la carga!

A los sucedido en 1956 se le pueden dar muchos nombres, el de "matanza" me parece el peor que he oído. Hablando de "desmemoriados", me resulta curioso que no tengas en cuenta la matanza (esta vez, sí, matanza) de centenares de miles de ciudadanos húngaros a manos de los fascistas (ya sabes, los Cruces Flechadas, en 1944-45), ni las trágicas consecuencias de las políticas fascistas y semifascistas en Hungría: participación en la Segunda Guerra Mundial al lado de los nazis, invasión de la URSS y Yugoslavia, etc que a fin de cuentas son la causa de que Hungría acabara de cabeza en el bloque soviético.

Por cierto, personalmente no he conocido todavía un fascista húngaro (y conozco varios) que ame Budapest o su país (serías el primero).

Sobre eso de "el fascismo retornará"... pues mira, espero con toda mi alma que no. Sería una tragedia y además una vergüenza para el pueblo que lo permita.

Saludos desde Budapest.