lunes, 12 de abril de 2010

Elecciones en Hungría (2): Resultados de la primera vuelta

(escaños y porcentaje de escaños en el parlamento. Los cuadros blancos indican escaños aún no decididos. Fuente: Comisión Electoral Central)


Con un retraso de varias horas y un caos inusitado, la Comisión Electoral Central Húngara decidió ayer por la noche anunciar los resultados oficiales de las elecciones al parlamento, a pesar de que no habían cerrado todos los colégios electorales; se calcula que el último votante con intencion de depositar su voto lo hizo a eso de la una y cuarto de la madrugada. El gobierno socialista acaba de la misma manera bochornosa con la que ha actuado los últimos cuatro años. Deja a sus espaldas un país que se ha tragado cuatro años de crisis (y de la que aún no se ha salido) , sumido en el descontento y la desilusión, dividido, con una extrema derecha que campa a sus anchas y que consigue sus votos sobre todo en las regiones tradicionales de voto socialista, especialmente en las antiguas zonas industriales del noreste que poco menos que vegetan desde que desapareció la industria de la época comunista. La población está harta de ver como se deteriora su nivel de vida y de aguantar a un gobierno desacreditado desde los primeros momentos después de las elecciones anteriores, cuando se supo que habían mentido para ganar, y que había falseado datos incluso ante la UE, y que imponía ahora, en lugar de la política prometida para ganar las elecciones, ajustes y restricciones ya que el país estaba al borde de la quiebra, un gobierno que ha actuado como si estuviera en el circo, antes que en un parlamento, y si no recuérdese el ridículo en torno a la sucesión de Ferenc Gyurcsány como primer ministro, al final de la legislatura, cuando éste perdió el apoyo de su propio partido y hubo que buscar un nuevo primer ministro. Ayer los húngaros dejaron claro su rechazo absoluto a una política liberal (sí, esa era la política que siguieron los socialistas y sus socios, los liberales del SZDSZ) que ha dejado el país aun más dependiente de las multinacionales extranjeras y más atado a las condiciones del FMI, que entregó un buen montante de dinero para evitar la quiebra del país. Parte importante del país ha dicho no a los veinte años que han seguido a la caída del comunismo: los dos grandes partidos que guiaron la transición, el entonces conservador MDF, y el liberal SZDSZ, han desaparecido del parlamento, curiosamente ahora se presentaban en coalición. El bipartidismo dominante en Hungría en las últimos tiempos ha saltado por los aires gracias a la irrupción de la extrema derecha, los Jobbik (Movimiento por una Hungría Mejor), ojo, una extrema derecha diferente a la tradicional que había en Hungría, hasta el punto que otros partidos típicos de la extrema derecha, e incluso antiguamente aliados de Jobbik, han hecho campaña en su contra (véase por ejemplo el MIÉP, Partido de la Justicia y la Vida Húngara, que ha llevado la voz cantante de la extrema derecha desde la caída del comunismo) y del LMP (Otra política es Posible, un partido nuevo, progresista, ecologista y a la vez indefinido ideológicamente, de esos que pretende atraer el voto de todos los grupos sociales y de todas las ideologías, aunque parece más bien de izquierdas).

(Viktor Orbán, en el centro, líder del Fidesz, ganador de las elecciones y futuro primer ministro húngaro. Fuente: origo.hu)

En realidad a nadie le han extrañado los resultados, era lo esperado, triunfo absoluto de la Alianza de Jóvenes Demócratas- Partido Demócrata Cristiano (FIDESZ), en la oposición, con un programa populista más de izquierdas que el de los socialistas, se dudaba de si conseguirían la mayoría suficiente para poder cambiar la constitución, necesitan para ello 2/3 de los diputados, pero aunque han recibido menos votos de los que se esperaba, es probable que lo consigan (habrá que esperar a la segunda vuelta). Han arrasado en casi todas los lugares, sobre todo en las zonas occidentales del país, con mejor nivel de vida, también en Budapest, donde nunca antes habían ganado (Budapest siempre fue liberal o socialista, sobre todo lo primero, aunque los escándalos de corrupción que afectan al ayuntamiento y al alcalde han barrido a los liberales). De hecho, hay 57 distritos en los que se celebrará una segunda vuelta, y les basta con ganar en 52 de ellos (pero en 55 han sido los más votados), no parece algo difícil, habida cuenta de que ya en la primera vuelta han ganado en 174 distritos de 176 posibles, y de ellos su victoria ha sido por mayoría absoluta en 119 - de 119 (en aquellos distritos en que un candidato no ha ganado por mayoría absoluta habrá una segunda vuelta en la que participan los tres candidatos más votados, cuando esto sucede es bastante habitual que el tercero en discordia se retire y apoye a uno de los que quedan, pero no siempre sucede así). Sin embargo, puestos a ser quisquillosos, quizás esperaban algunos votos más del 52,77% que han conseguido. Por lo demás, como ya se comentó anteriormente en otra entrada, el sistema electoral húngaro es bastante complejo, no solo cuentan los distritos, digamos individuales (cada circunscripción electoral envía un diputado al parlamento y los distintos candidatos de los partidos luchan por ese único lugar), sino que también hay algunos escaños asignados a un sistema de listas provinciales, que se reparten según el porcentaje de voto a los partidos en las distintas provincias (es de ahí de donde sale el porcentaje del 52,77% de votos - por cierto, hay una tercera lista, nacional que se usa para compensar los votos recibidos por los candidatos individuales que no han servido para dar escaño, pero estos se cuentan después de la segunda vuelta, y por cierto no todos los partidos tienen derecho a participar ni en las listas provinciales ni en la nacional, por lo que quien no consigue estar en las listas pierde muchas opciones ya que no puede ser votado directamente, sino solo en las circunscripciones individuales en las que se presente). En cuanto al voto a las listas por provincias el Fidesz ha ganado en todas ellas, desde el 45,71% de la región de Heves (en la zona nororiental del país), hasta el 62,81% en Vas (en la frontera con Austria), solo en 4 regiones de las 20 que tiene el país (incluyendo el distrito de Budapest) han conseguido menos del 50% de los votos, en dos más del 60%. En Budapest tienen el 46,22%.

El segundo partido más votado, y en parte el gran perdedor de la jornada, ha sido el Partido Socialista Húngaro, sin embargo, sus resultados han sido más bien "amables" para lo que podía haber sido Han conseguido un 19,3%, por encima de lo que les auguraban las encuestas, y no han sido sobrepasados por la extrema derecha, como muchos se temían. En un distrito de Budapest han conseguido incluso la victoria, sin embargo han perdido todas las zonas tradicionales de dominio socialista. El cataclismo, con serlo, no ha alcanzado niveles tan brutales como esperaban y la culpa principal es de Budapest, donde no han obtenido malos resultados del todo (casi el 26% de los votos). Sin embargo en provincias sus resultados son peores, en nueve de ellas han sido el tercer partido más votado, quedando por detrás de la extrema derecha (especialmente en las región este del país, tradicionalmente socialista, como se ha comentado). Será interesante ver qué harán ahora los candidatos socialistas que han quedado en tercer lugar en sus circunscripciones individuales donde aún se celebrará una segunda vuelta, ya que han estado continuamente hablando del peligro de la extrema derecha y podría tener sentido que se retiraran y apoyaran al candidato del Fidesz, pero si lo hacen favorecen que el Fidesz consiga las 2/3 partes de los escaños. Veremos hasta qué punto ese discurso de oposición a la extrema derecha era realmente honesto o solo una manera de no tener que hablar de su desastroso gobierno.

El tercer partido más fuerte son los Jobbik (Movimiento por una Hungría Mejor), de extrema derecha. Han pasado de ser un partido minoritario, extraparlamentario a ser en realidad el partido con mayor proyección. Todo un terremoto político, aunque esperado. Sin embargo, aun siendo un éxito sus resultados, no han podido ocultar cierta decepción, esperaban haber sobrepasado a los socialistas, pero no lo han conseguido, se quedan con un 16,7%, que en cualquier caso es también más que lo que pronosticaban las encuestas para ellos. Por supuesto, se han lanzado ha hablar de un posible fraude en su contra (hay que tener en cuenta que los colegios electorales en los que se han formado inmensas colas el porcentaje de jóvenes era muy alto, ya que muchos estudiantes prefirieron votar en sus lugares de estudio y no de nacimiento, por todo ello es posible que al final algunos se hayan quedado sin votar, pero Jobbik es especialmente popular entre los jóvenes, así que quizás esta sospecha es casi comprensible). También han mencionado la campaña publicitaria contra ellos en las últimas semanas, varios periódicos han destapados escándalos que han afectado a varios de sus miembros (por ello algunos han tenido que dimitir de sus cargos en el partido, por ejemplo uno de ellos que había participado en una marcha gay en Canadá tiempo atrás, o una actriz porno, participante en escenas lesbianas, y perteneciente a la Guardia Húngara- la fuerza paramilitar de la extrema derecha- , todo ello en un partido que va dando lecciones de moral y rechaza de plano la homosexualidad, aunque hay que reconocer que esta campaña a veces ha sido de muy mal gusto).

Jobbik ha conseguido muy buenos resultados, como se ha comentado, en la zona oriental, es la región más azotada por el paro, la pobreza y con mayor porcentaje de población gitana (el discurso de Jobbik pone a los gitanos y a los judíos en el centro de sus críticas), en muchos lugares ha conseguido incluso superar a los socialistas como segunda fuerza política. Destaca su porcentaje del 27,27% en Borsod Abaúj Zemplén. En la zona occidental sus resultados han sido mucho más bajos, por ejemplo Vas, con un 12,1%. Donde no pueden estar muy contentos con sus resultados ha sido en Budapest, aquí apenas han conseguido un 10,78% de los votos y han sido superados por otro partido, los progresistas del LMP (Otra Política es Posible).

(András Schiffer, líder del LMP, Otra Política Es Posible, quizás la mayor sorpresa de las elecciones, un partido nuevo, sin gente conocida, pero estarán en el parlamento. Fuente: Index)

Si hay un partido del que se puede decir que ha conseguido un éxito sin paliativos es éste último. En apenas unos meses se han convertido en la cuarta fuerza política del país y han servido de alternativa para todos los votantes socialistas o sobre todo liberales. Se dudaba de si superarían el umbral del 5% para entrar en el parlamento, pero no han tenido problemas: 7,43%, de los votos. En Budapest son la tercera fuerza política con un 12,76%. En la zona oriental han conseguido peores resultados, por ejemplo en Szabolcs Szatmár Bereg, no han llegado al 3%. Por cierto, Lajos Bokros, un economista ultraliberal, padre de las reformas de mediados-finales de los 90, los acusaba de comunistas, poco antes de las elecciones, aunque otros afirman que está financiado desde los EEUU.

Partidos extraparlamentarios

Si es indudable que el mayor éxisto ha sido para el LMP, tampoco hay duda de que el mayor fracaso ha sido el del MDF o Foro Demócrata Húngaro, dirigido por Ibolya Dávid. Lejos queda 1990 cuando el partido ganó las elecciones y se conviritió en el principal sostén del primer gobierno postcomunista. Su andadura en este último año ha estado plagada de conflictos. Su lider Ibolya Dávid le ha dado un brusco viraje al partido desde posiciones conservadoras hasta llegar al liberalismo, a golpe de decisiones personales discutibles y discutidas, sin buscar un consenso en el interior del partido, llegando a coaligarse con la Alianza de Demócratas Libres (SZDSZ, liberal) hasta el punto de que uno de sus principales candidatos era el mencionado Lajos Bokros (por cierto, muchos húngaros recuerdan con escalofríos sus reformas para sanear la economía), todo ello a costa de deserciones en el partido y escándalos de todo tipo. Tras conocerse los resultados, apenas han logrado un 2,65% de los votos, y han quedado fuera del parlamento, Ibolya Dávid ha presentado la dimisión. El futuro del partido pende de un hilo, el del SZDSZ, parece insalvable.

Los partidos siguientes solo han podido presentarse en las listas de algunas provincias (además de en algunos distritos individuales), por lo cual no se podía votar por ellos en todos los lugares y por eso sus resultados son solo relativos y no se pueden comprar a los de los demás.

- Otro partido nuevo, Movimiento Civil, como su propio nombre indica, surgido de iniciativas ciudadanas independientes, con un 0,9%, se ha quedado a las puertas del 1% necesario para recibir financiación estatal.

- El Partido Comunista Obrero Húngaro se ha quedado en un pésimo 0,11% (pero solo pudo presentarse en cuatro listas provinciales), su peor resultado desde la caída del comunismo. Desde la excisión del 2006 no levanta cabeza y es sintomático que en plena época de crisis capitalista, de nostalgia por la época comunista y de desprestigio de las reformas húngaras y de los 20 años de capitalismo, no sean ellos los que estén capitalizando el descontento. Parece evidente que muchos de sus votantes potenciales han sido absorvidos por Jobbik, de hecho, las regiones tradicionales donde son más fuertes los comunistas son las mismas regiones en las que Jobbik ha conseguido los mejores resultados. Otro de sus problemas es generacional. Una parte importante de sus miembros son gente mayor que vivió el comunismo, pero poco a poco esa gente va desapareciendo. Gracias, entre otras cosas, a la fuerte propaganda anticomunista, los jóvenes descontentos con el sistema, han acabado engrosando las filas de la extrema derecha, especialmente Jobbik. Lo que es cierto es que muchos votantes de Jobbik miran con simpatía a los comunistas (hay muchos puntos del programa de ambos partidos que es similar), o así parece por los comentarios en diversos foros, pero han preferido votar a un partido más joven y dinámico, que está de moda y ofrece soluciones más fáciles a todos los problemas (es que los "culpables" son los judíos y los gitanos). Además el haber podido presentarse solo en cuatro provincias deforma mucho sus posibles resultados (aunque eso ha sido por la incapacidad de conseguir apoyos suficientes y su mala organización para las elecciones) . Además apenas tenían medios para poder afrontar económicamente las elecciones, en la mayoría de los lugares su propaganda electoral brillaba por su ausencia, sobre todo en comparación con otros partidos (Jobbik o LMP, que han tenido una presencia publicitaria mucho mayor). En su feudo tradicional, Nógrad, han conseguido el 1,35% de los votos, su mayor éxito ha sido el 4% conseguido en la ciudad de Salgótarján. Como curiosidad, en muchos casos han conseguido menos votos que firmas necesarias para poder presentar candidatos.

Otros partidos como el socialdemócrata, el Partido de la Unidad, Izquierda Verde, o el Partido de la Justicia y la Vida Húngara (MIÉP, extrema derecha) no han llegado al 0,1% de los votos.

Dentro de dos semanas tendrá lugar la segunda vuelta en aquellos distritos en los que ningún candidato haya conseguido mayoría absoluta, y se asignarán los escaños reservados en la lista de compensación nacional.

La participación ha sido alta para lo que se esperaba, teniendo en cuenta las circunstancias húngaras, aunque ha sido algo menor que en las elecciones anteriores: 64,35%


RESUMEN

Escrutado el 99,99 %

Resultados en porcentaje de votos a las listas provinciales de los partidos:

1. Fidesz: 52,77%
2. Partido Socialista: 19,29%
3. Jobbik: 16,71%
4. LMP - Otra Política es Posible: 7,42%
5. MDF - Foro Demócrata Húngaro: 2,65%
6. Movimiento Civil: 0,9%
7. Partido Comunista Obrero Húngaro: 0,11%
8. Partido Socialdemócrata Húngaro: 0,08%
9. Partido de la Unión: 0,05%
10. Partido de la Vida y la Verdad Húngara (MIÉP): 0,03%

Escaños conseguidos hasta ahora (escaños correspondientes a los porcentajes anteriores, sumados a los escaños ganados por candidatos en las circunscripciones individuales, en realidad solo un partido, el Fidesz ha conseguido escaños de esta manera, 119 por el momento):

1. Fidesz: 206
2. Partido Socialista: 28
3. Jobbik: 26
4. LMP: 5

En total se han decidido 265 escaños, quedan aún 121 por decidir en la segunda vuelta.

Algunas páginas interesantes:

- Resultados por provincias: http://nol.hu/a_listas_eredmenyek
- Resultados por circunscripciones individuales: http://nol.hu/belfold/az_egyeni_eredmenyek

Oficina electoral central:

- Resultados globales: http://www.valasztas.hu/hu/parval2010/354/354_0_index.html
- Distribución de escaños: http://www.valasztas.hu/dyn/pv10/outroot/vdin1/hu/l50.htm

Algunos artículos en español sobre las elecciones:

- ABC: La derecha barre a los socialistas en las elecciones parlamentarias en Hungría
- EL PAÍS: Victoria aplastante del centrodereca en las elecciones de Hungría
- LA VANGUARDIA: El partido de centroderecha logra una victoria arrolladora en Hungría.
- PÚBLICO: La derecha barre tras el desplome socialista

Fuentes: origo.hu, index.hu, inforadio.hu, Népszabadság, Oficina Electoral Central, Wikipedia

27 comentarios:

abe dijo...

Qué se puede esperar ahora del Fidesz? La gente está con bastante ilusión, pero no sé...Aunque peor que los socialistas no creo que lo puedan hacer.
Por otra parte la Guardia Húngara esta, me parece que stá prohibida, no? Es que ayer los ví por la tele, tranquilamente en la fiesta del Jobbik.

abe dijo...

Ah, y gracias por el análisis.

Johannes R. Becher dijo...

Algunos comentarios a toro pasado:

1) Bien por el Fidesz, que consiguió lo que quería. No sé si en el Népszabi o en el Index comentaban que no había especial alegría en el seno del partido, es de suponer que porque eran conscientes de la que se avecinaba. Porque una cosa es arrasar con un programa antimercado en favor de las clases medias --marginando, como de costumbre, a las rentas realmente bajas-- y otra llevarlo a la práctica. Él puede ser el hombre más votado en Hungría, mas el poder real está en otras manos. En las de los dos Sándor, por ejemplo, que cabe imaginar lo convocarán a no tardar mucho para explicarle cómo es la vida entre colleja y colleja. Éso si los del FMI, el Raffeisen, Erste, la Hancook o Audi no se les adelantan, claro. Lo ideal --y en la práctica, la única opción posible-- sería que continuaran con las políticas ultraliberales de sus precedesores para que así la gente vaya pillando "el concepto" de que no es oro todo lo que reluce.

2) Mal por el MSZP, que se lleva mucho menos palo de lo que se merecía.

3) Con la LMP estoy un poco confuso. En un artículo aparecido en indymedia TGM asegura que pasa de votarles y que no se trata realmente de un partido radical sino más bien de un "lifestyle party" para bohemios que se pasan la tarde en el Szimpla. Temo que tenga demasiada razón. De momento han seguido para pararles un poco los piés a Jobbik y sobre todo para desbaratar al MDF-SzDSz. Esto último no tengo claro si es malo o bueno. A cualquiera medianamente normal le repugnan los unos y los otros, incluso sin llevar de candidato al siniestro Lajos Bokros, pero hay que reconocer que con ellos en el poder todo hubiera sido más fácil. Los "mercados" (i.e.: los dueños del poder económico) se habrían sentido más confiados de tener al buenazo de Lajos metiendo cizaña por ahí. Ahora van a estar alerta y no van a pasar ni una. Víktor puede ser su hombre, sí, pero primero hay que someterlo. No les va a costar mucho, pero hay que ponerse manos a la obra. László Bogár opina que Orbán está en mejores condiciones que Gyurcsány para "renegociar con el poder global mejores condiciones para Hungría". Veremos hasta qué punto es así. Creo que Lajos Bokros hubiera sido más apropiado para esta tarea (que, naturalmente, pienso que no debería realizarse: al "poder global" hay que combatirlo, como están haciendo en Islandia, no contemporizar con él).

Saludines

Jose Luis Forneo dijo...

Es decir, un triunfo del mas de lo mismo, por lo que veo. ¿Com ves al partido LMP, tienen que ver algo con los movimientos anticapitalistas que han tenido tambien un gran avance en las elecciones francesas?

Saludos

Milicia dijo...

Me gusto mucho este post. Ya me diras el nombre de la actriz porno que militaba en un partido extrema derecha.

potemkin dijo...

Hola Jozko,

gracias por estos dos artículos. Con mis precarios conocimientos de húngaro había entendido que pasaba algo raro en los colegios electorales y que quedaban cosas por resolver en el extraño sistema electoral, ahora por fin lo he entendido.

Hago aquí un par de consideraciones sobre la lamentable situación política húngara, que no sé hasta qué punto tendrán base:

- Lo del Jobbik me preocupa mucho. En las europeas y en las municipales quedaba la duda de si se había beneficiado de la alta abstención, pero ahora ya no. En un contexto en el que dudo que el Fidesz ponga fin a esta crisis de todo el capitalismo que va para largo, me preocupa que dentro de cuatro o cinco años el Jobbik pueda llegar mucho más lejos capitalizando todo el voto del descontento.

- Sobre la izquierda, ¿ves factible una recomposición de la izquierda húngara? Creo que el fracaso del Munkáspart ha alcanzado ya cotas gravísimas. Hasta cierto punto se entiende que ha perjudicado la escisión, los problemas en los tribunales, la feroz propaganda anticomunista, el agotamiento generacional..., pero de ahí a no conseguir presentarse en casi ninguna circunscripción y sobre todo, en Budapest ni ninguna de las nueve ciudades de más de 100.000 habitantes, hay un salto que habla de muchas cosas que hay que hacerse mirar. Es cierto que la valoración de la época comunista es mucho mejor de lo que los medios reflejan, que hay descontento con el capitalismo y cierta nostalgia, pero parece claro que la línea del MKP está desacreditada entre la población húngara. Del LMP me molesta mucho ese aire moderno desideologizado, pero estando como estaba el panorama creo que puede haberse llevado parte del voto húngaro más a la izquierda descontento con el capitalismo, sensible a temas como el ecologismo que la izquierda ha capitalizado y politizado en otros países, y en ese sentido considero que su éxito da ciertas esperanzas. Por otro lado, ahora que el MSZP ha caído tan sumamente bajo, ¿no podría darse una escisión "sana" desde sus propias filas? No me gustan mucho las comparaciones con otros países, pero para entendernos, ¿ves factible que pueda darse ahora en Hungría algo parecido a IU en su momento, o a Die Linke últimamente? Aparentemente las condiciones no son malas, pero ¿alguien se lo ha planteado?

Corvus dijo...

Bueno que haya ganado el Fidesz no me sorprende,ahora a ver hasta donde llega,ya que creo que por mucho que diga se verán obligados a obedecer a otros,por otro lado la sorpresa me le he llevado con el "buen "resultado del MSZP o tiene muchos familiares ,o aun hay mucha gente dormida,o intentando salvar el culo,el Jobbik también me lo esperaba aunque creía que iba a sacar mas,el LMP bueno no me fío mucho de partidos ecologistas ,que a veces cuando tocan poder se olvidan de sus principios ,mas si no tienen ideología.Y una izquierda real existe?Creo que no se para de criticar el comunismo aquí, y hablar de lo malo que fue al menos en los medios.
Por otro lado una cosa curiosa ,o no,es que hoy la rueda de prensa que dio Viktor Orbán en directo no se dio ni en M1 ni M2,cosa que a aprovechado un familiar para llamarles por teléfono, y decirles que espera que los despidan a todos ,le han respondido, que ya pondrán algo e las noticias.
Bueno una tarea muy difícil de reflotar el país ,si es que le dejan ,ahora le queda pero lo veo difícil.
(Por cierto Josko ,el curso ya lo empecé y lo da una chica llamada Gyongyi,y deben promocionar muy poco el Húngaro en los hispano parlantes ,ya que solo somos 6 y la mayoría por cierto latinoamericanos esto esta bien así hay variedad ,jejej)
Un saludo.

jozko dijo...

Saludos a todos y gracias por vuestros comentario que aportan muchas cosas. Contesto uno por uno.

jozko dijo...

Abe:

En mi opinión, es difícil que el Fidesz lo haga peor que los socialistas, más que nada porque éstos lo han hecho tan desastrosamente mal que no hay opción. Pero tampoco creo que haya razones para ser optimista, el comentario de Johannes R. Becher es muy adecuado. Yo no espero una mejoría al menos importante en la situación (si acaso por que la tensión interna sea menor, al menos al principio, aunque hasta eso es discutible, ya que en los últimos tiempos Jobbik ha atacada con fuerza a Fidesz). Por lo demás, el propio discurso del Fidesz se ha moderado bastante en los últimos tiempos. En muchos casos han dejado claro que no van a hacer milagros y que la situación seguirá siendo mala. Por lo demás suscribo totalmente el mensaje de Johannes R. Becher.

En cuanto a Jobbik, pues tienes razón. Pero parece ser que han constituido un nuevo movimiento, la Nueva Magyar Gárda, que hace prácticamente lo mismo y que por el momento no está prohibido. Por lo demás es un tema confuso para los mismos húngaros (al menos los que he preguntado estaban tan confundidos con el tema como yo).

Un saludo Abe, y gracias por tu comentario.

jozko dijo...

Johannes R. Becher:

Muy bueno tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo. A mí también me ha sorprendido que los socialistas no se hayan llevado el palizón que se presumía, y me imagino que aunque algunos hayan dicho otra cosa, están bastante contentos, sobre todo si lo comparamos con la que han recibido SzDSz y MDF. Por otro lado, el discurso del líder socialista, Mesterházy, después de los resultados, a muchos les ha recordado al de Orbán.

- Respecto al LMP, a mí me mosquean bastante, aunque me alegro, moderadamente al menos, de que en Budapest hayan conseguido tal éxito... pero estoy de acuerdo con lo que dice TGM. A mi me parece solo una manera de atraer el voto descontento con los liberales y socialistas y en general el de la gente de izquierdas (al menos moderados) en un proyecto bastante hueco, oscuro y desideologizado, con los riesgos que esto conlleva, y por mucho que Bokros los acusara de comunista, como que no lo veo por ningún lado. También me parece sospechoso que un partido relativamente nuevo haya tenido tanta presencia (¿de dónde sacan su financiación?). Pero bueno, no conozco bien su programa (estoy leyéndolo todavía).

Un saludo Johannes R. Becher, y muchas gracias por tu excelente comentario, que ha planteado muchas cosas que yo no había ni siquiera mencionado.

jozko dijo...

Milica:

Me alegro de que haya gustado la entrada. El nombre de la chica es Nikolett Müller.

Aquí la puedes ver en varias fotos, con ropa (uniforme de la Guardia Húngara) y sin ella: http://velvet.hu/szex/2010/03/27/pornos_gardista/

En el Google también aparece como Nikki Miller.

:)

Un saludo desde Budapest

jozko dijo...

José Luis:

Si, ciertamente. Respecto a la pregunta sobre el LMP, no para nada. Hace unos meses ni siquiera existían (aunque tienen que ver con el Partido Humanista y alguna asociación ecológica). No conozco mucho sobre ellos, creo que nadie, intentan dar una imagen alternativa y juvenil, no vinculada a la política actual, pero no diría que son un movimiento anticapitalista. Pero bueno, como estoy leyéndome su programa ahora mismo, podría cambiar de opinión (por cierto, mi círculo de amigos es votante del LMP, pero son más bien liberales).

Un saludo desde Budapest

jozko dijo...

Por cierto, Johannes R. Becher:

en la página del LMP se pueden ver sus cuentas (http://lehetmas.hu/kampanyszamla), solo que como que no me convencen mucho...

jozko dijo...

Potemkin:

He visto tu comentario en el Público, muy bueno.

Con los que escribes aquí estoy de acuerdo. Lo de Jobbik no creo que sea algo temporal, es más creo que va a ir a peor, en cuanto Fidesz empiece a defraudar a sus electores. Veremos en qué medida puede el Fidesz defenderse (ya tiene bastante experiencia en fagotizar otros movimientos de extrema derecha, aunque en este caso me preocuparía que sucediera eso).

Lo del Munkáspárt, la verdad es que me ha sorprendido bastante, porque creo que no lo han hecho mal durante la legislatura, se pueden apuntar algunos buenos puntos (como por ejemplo haber sido los iniciadores de la recogida de firmas para evitar la privatización de hospitales). Pero les ha hecho mucho daño la teoría socialista de la pinza (de hecho una de las razones principales de la separación de un grupo disidente fue esa). Realmente en internet se podían leer muchos comentarios de gente que afirmaba estar pensando en votar entre Jobbik o Munkáspárt y acabaron eligiendo al primero. El caso es que los resultados son los que son y algo deberían hacer. El problema es que no es el primer fracaso del partido y no han reaccionado, hoy mismo Gyula Thürmer,escribía una entrada en su blog (lo tengo entre favoritos, Balszemmel) y no menciona las elecciones, cierto que ya escribió el otro día, cuando era ya evidente el fracaso del Munkáspárt... pero aun así, qué menos que una valoración rápida... creo que simplemente no saben qué hacer ni cómo cambiar la dirección de las cosas.

Lo que pasa es que además, los otros partidos que podríamos llamar de izquierda (o extrema izquierda), están todavía peor. Ha habido un intento de crear algo parecido a Izquierda Unida, Izquierda Verde (donde están los disidentes del Munkáspárt), pero ha pasado casi desapercibida, a pesar de la presencia de TGM (Miklós Tamás Gáspár) y otros destacados intelectuales. Lo único positivo es que ha habido un cierto acercamiento, muy tímido entre el Munkáspárt e Izquierda Verde, y algunos militantes de este último han apoyado al Munkáspárt cuando era evidente la catástrofe. En la página www.kommunista.net se puede leer algo sobre el tema (en húngaro). Pero son solo unos pequeños pasos muy muy tímidos (además son casi gotas de agua en un océano, ya que están a la greña).

En cuanto a lo que comentas de los socialistas, yo creo que la gente de izquierdas ya ha dejado el partido, por ejemplo el historiador Tamás Krausz y su grupo de Plataforma de Izquierdas, lo hizo en el 2009. Ahora se llama MEBAL (Izquierda Unida Húngara) y es parte de Izquierda Verde. Yo sinceramente no veo posibilidades de que el partido socialista tenga una política medianamente decente de izquierdas, empezando por que en realidad han salido relativamente bien parados de las elecciones, y además son los culpables de la situación actual, incluso podrían haber presionado al Munkáspárt para que este se rompiera.

Lo mejor sería una unión del Munkáspárt con Izquierda Verde, con esto quizás se pudiera conseguir algo, pero por el momento no he visto mucha intención de hacerlo. Aunque al menos algunos se lo están planteando y eso ya es algo.

Un saludo desde Budapest.

jozko dijo...

Corvus:

también de acuerdo contigo, solo que a mí no me ha sorprendido tanto el resultado de Jobbik, lo que me ha soprendido han sido los socialistas. Si estos se hubieran quedado en un 14 o 15%, entonces Jobbik habrían sido el segundo partido más votado (y de verdad y me temía que lo fueran). Otra cosa es Budapest, donde la irrupción de LMP ha sido lo más destacado y Jobbik ha obtenido peores resultados de lo esperado (y también aquí han sido más fuertes los socialistas). Sin Budapest, creo que las cosas habrían sido: Fidesz, Jobbik, Socialistas y LMP rozando el umbral del 5% (por arriba o abajo)... aunque no he hecho los cálculos, esto lo estoy solo suponiendo.

Por cierto, gracias por la información sobre la rueda de prensa de Viktor Orbán, yo no he visto la tele y no me he enterado del asunto. Van a rodar cabezas, empezando por las de la Comisión Electoral, veremos hasta donde...(aunque no creo que nadie además de los afectados vaya a sentir lástima).

Que tengas suertes con las clases de húngaro :)

Un saludo desde Budapest...

Milicia dijo...

Gracias por la info Jozko. Algún día escribiré un post sobre el porno en los países del Este. jeje si es que existio alguna vez.

Johannes R. Becher dijo...

Hola Jozko,

he estado mirando por encima las cuentas de la LMP. Sobre cuan fiables son, ni idea. En la parte de ingresos, la mayor cantidad la aporta la subvención estatal, algo más de 14 millones de Ft. Luego hay aportaciones de entre 1 y 3 millones de Ft. por parte de particulares (unas son donaciones, otras préstamos, o al menos éso entiendo yo). La mayor parte son pequeñas cantidades, de particulares. Como no estoy por allí y no sé qué tipo de campaña han realizado no sé si es suficiente dinero o más bien habría que sospechar algo.

De mis tiempos por Pest recuerdo que el SzDSz era con mucho el que mejor campaña montaba, al menos en mi opinión. En parte es lógico porque por fuerza tenía que ser el partido preferido de los empresarios y las clases altas. Lo que no me explico es que lo hayan dejado caer tan fácilmente, sin presentar batalla.

En cuanto al MKP, recuerdo haber leido en algún sitio que en no sé qué elecciones contaron con el apoyo de nada menos que Lucky Strike, aprovechando el parecido entre su logotipo y el de la marca. Realmente no sé cuánto hay de cierto en ésto. Lo que sí que me imagino es que a buen seguro adolece de los mismos defectos que todos los partidos comunistas que todavía quedan: absoluta incapacidad para comprender la nueva realidad. Como dijo Carrillo hace poco "hay que combatir al capitalismo de ahora, no al de hace 100 años".

Saludines.

jozko dijo...

Hola Milicia!

Existir existió, al menos en cierta medida. A mí me suena una tal Natalia Negoda, pero a lo mejor digo tonterías.

Un saludo desde Budapest.

jozko dijo...

Por cierto, Milicia, esperamos esa posible entrada :)))

jozko dijo...

Hola Johannes R. Becher!

(respecto al LMP)

Sí, ese es el problema, la idea es muy buena, pero claro, nosotros no tenemos manera de saber hasta que punto es cierto lo que se dice allí. También es cierto que más que el LMP hay otros partidos que tendrían que dar explicaciones sobre el asunto, empezando por Jobbik que es el partido más presente en cuanto a propaganda electoral en las calles. Pero el LMP ha tenido bastante presencia desde el punto de vista de la propaganda, sobre todo al final, no parecía un partido relativamente nuevo, extraparlamentario, que uno supone que solo con dificultad puede abrirse paso. Por cierto, ellos parecen haber rechazado apoyar a los candidatos socialistas en la segunda vuelta, pero los socialistas si van a apoyar en algunos a lugares al LMP.

(sobre el SzDSz)

A mí también me sorprende bastante. Quizás haya habido un trasbase del SzDSz hacia el MDF y LMP, dependiendo de la orientación ideológica de cada uno. Pero es que el SzDSz no ha presentado batalla... (!!)

Respecto al MKP, eso es cierto. No solo eso, es que hoy, cuando uno lee su periódico, el Szabadság, su foro, se ve una falta de nivel bastante grande. Y lamento decirlo porque a mí es un partido que me cae bastante simpático y no creo que lo hayan hecho tan mal como para el batacazo que se han llevado (esto es una valoración totalmente personal claro). El problema es que tiene muchas limitaciones tanto en cuanto a los medios como en cuanto a militancia y no se está consiguiendo atraer a gente capaz al partido, gente que podría añadir riqueza a sus análisis. Hoy por cierto me he pasado por la sede para charlar un poco y conseguir el Szabadság. Me han comentado que han centrado el trabajo solo en las zonas en las que tenían posibilidades y no en Budapest u otros lugares, deben tener una falta de militantes bastante grave. Y en realidad ese trabajo tampoco se ha visto mucho, porque en sus zonas tradicionales, aunque han conseguido mejores resultados, éstos han seguido siendo pobres (1-2% de los votos).

En fin... veremos como evolucionan las cosas.

Un saludo desde Budapest, Johannes y gracias por tu comentario.

Un saludo y gracias por tu comentario.

Corvus dijo...

Una pregunta?y el LMP aun no se ve ideología,o son sin ideología,por lo que comentáis,no podría haber sido un grupo montado por algún partido ya existente, que viendo su caída lo hubiera creado para algún fin.
Lo siento es que uno ya se vuelve muy mal pensado,despues de ver como han funcionado algunas cosas por aquí.

potemkin dijo...

Gracias, Jozko, por la respuesta.

Me da la impresión de que ningún partido se ha declarado "de izquierdas" en estas elecciones salvo el MKP, y supongo que Izquierda Verde, que al fin y al cabo se presentaban en muy pocos sitios. El LMP ha huido de la palabra izquierda como si fuera la bicha con el cuento este de "superar la división izquierda-derecha" al estilo de Rosa Díez, cuando partidos similares en España y otros países se declaran de izquierdas aunque no lo sean por puro electoralismo. He entendido del post que el MSZP casi pasaba por la derecha al Fidesz en sus propuestas y su mensaje, ¿ni siquiera usaban la palabra "izquierda" en la campaña? Joder, si los partidos "socialistas" en Europa, a pesar de su redomado capitalismo, no sólo se declaran de izquierdas, sino que su estrategia es declararse LA (única) izquierda.

Esto me hace pensar que quizá el problema real es que en Hungría no hay gente de izquierdas, si ni siquiera partidos que lo tienen tan a huevo se esfuerzan lo más mínimo en rellenar ese inmenso espacio político actualmente casi vacío. ¿Es esto realmente así? ¿Se nota en la calle? Me cuesta creerlo, pero francamente no lo entiendo.

Y en este sentido tampoco entiendo la "decisión" del MKP de concentrarse en zonas tan rurales, donde tampoco han conseguido buenos resultados. En su página de campaña vi que uno de sus lemas era "la única opción de izquierdas", cosa bastante cierta si descontamos a la aún más insignificante Izquierda Verde. Entonces, si no hay nadie prácticamente en esta mitad del espectro político, ¿por qué no presentarse en todas partes, o al menos en Budapest, aunque sea casi sin hacer campaña? ¿por qué renunciar si tienes bastante fácil que cualquier húngaro de izquierdas mínimamente consecuente te pueda votar? ¿por qué no dar la opción? Total, para sacar el 0,5%-1,5% que han sacado donde se han presentado tampoco creo que haya que hacer tanta campaña. Lo mismo digo de la tal Izquierda Verde, que no sé dónde se ha presentado. No sé, me huele a escusa para no enfrentar problemas muy gordos de proyección a la sociedad y de incapacidad de conseguir siquiera las firmas para presentarse, y lo malo es que esto deja a la gente de izquierdas de a pie, por poca que sea, aún más desmovilizada y distanciada.

Y sobre lo que he dicho de que no hay gente de izquierdas en Hungría, creo que tampoco hay que desanimarse, la alienación ha existido siempre y se ha revertido muchas veces. Tampoco creo que haya un 17% de húngaros de extrema derecha, y mira cómo le ha ido al Jobbik. Si ellos han podido nosotros también podremos. Con una diferencia, nosotros tenemos razón.

Por cierto, aunque sea con un rato de retraso, feliz día de la "Spanyol Köztarsaság"

Santi dijo...

Como siempre, buenísimo el análisis, con una cantidad de datos impresionante. Es curioso que en España no se haya oído absolutamente nada de estas elecciones (por lo menos yo no me he enterado, aunque también puede ser porque estoy en Portugal).

El rincón de Chiriveque dijo...

Hola jozko, muy buen artículo, gracias a ti me he podido informar algo de lo que a duras penas informan en los medios españoles, como si Hungría no existiese...

Mala noticia que la derecha esté en el poder, en eso coincidimos, y que los socialistas húngaros sean todavía más desastrosos (si cabe) que los de aquí. Preocupante el ascenso de la extrema derecha, puesto que ningún totalitarismo es solución sino el problema.

potemkin dijo...

Hoy ha publicado Rebelión una entrevista interesante de un medio francés a un tal Attila Jakab (confieso que no sé quién es):
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=105127

Tratan muchas cosas de las que se han hablado aquí. No estoy de acuerdo con algunas ideas, pero me parece interesante la argumentación sobre la honda crisis social en Hungría, las causas del fracaso del capitalismo, el mal funcionamiento democrático y el ascenso del Jobbik. Es bastante pesimista y da palos a todos. Igual os interesa.

ana maría parente dijo...

Desconozco la polìtica actual de Hungría ,pero hago votos para que las elecciones no les resulten "tan catastróficas" como nos van resultando a los argentinos.
Dios quiera que de alguna forma salgan a flote.

Blogger dijo...

Get all the best spirits and wines on Duty Free Depot!

All the world famous brand name beverages for unbelievable discounted prices.