jueves, 22 de octubre de 2009

La caja de música

Hace años quedé impresionado por la película "La caja de música" de Costa Gavras, cuyo guionista era de origen húngaro, Joe Eszterhas. Cuenta la historia de un emigrante húngaro en Estados Unidos que es acusado de haber cometido crímenes durante el régimen fascista de las Cruces Flechadas. Su hija, una prestigiosa abogada se encargará de su defensa. Poco a poco, según avanza la investigación, su hija empieza a tener dudas de la inocencia de su padre y finalmente se dará cuenta de que la acusación es cierta. Me da que Eszterhas sabía muy bien de qué escribía.

Lo que viene ahora, por desgracia, no es el guión de una película.

El 8 de noviembre 1944 un joven judío de Budapest, Péter Balázs, de 18 años, que había evitado ser internado por llevar papeles falsos, fue reconocido en el tranvia por un conocido perteneciente al ejército húngaro. El conocido lo detuvo y lo llevó al cuartel de la avenida Arena 51 (hoy György Dózsa). Lo encerró en una habitación y él y varios de sus colegas lo torturaron durante horas hasta que el joven murió. Después los asesinos cogieron el cuerpo, lo llevaron a la orilla del Danubio, le ataron piedras y lo arrojaron al río. Károly Zentai, Béla Máder y Lajos Nagy fueron los tres "valientes" que mataron a un chaval cuyo único crimen era ser judio y no llevar la estrella de David.

Tras la guerra, en 1945, Béla Máder fue entregado por el ejército norteamericano a las autoridades húngaras y el 21 de marzo de 1946 fue condenado a cadena perpetua, pero solo cumplió condena hasta 1956. Lajos Nagy fue detenido por los soviéticos y el 26 de febrero de 1948 fue condenado a muerte por el asesinato de Péter y por otros crímenes. Sin embargo el presidente le conmutó la pena a cadena perpetua. En 1956, durante el levantamiento húngaro anticomunista fue liberado y luego huyó del país.

El tercer criminal, Károly Zentai o Charles Zentai, que reconoció a Péter en el tranvía, había sido su instructor levente (una especie de servicio paramilitar obligatorio en la Hungría de entreguerras), por eso conocía al chico. Huyo a Alemania Occidental, en 1948 el gobierno húngaro pidió su entrega al ejército norteamericano, pero por el enfriamento de las relaciones este-oeste los norteamericanos no llegaron a entregarlo. A pesar de todo Zentai prefirió poner tierra de por medio, primero fue a Italia y luego, en 1950, a Australia. En 1956 le fue concedida la nacionalidad y allí ha vivido hasta el día de hoy. El gobierno húngaro lo condenó en ausencia en 1948 y ha intentado en varias ocasiones su extradición, sin éxito. Finalmente, en agosto del 2008 un juez australiano ordenó la entrega de Zentai a Hungría para ser juzgado. El 20 de agosto del 2008 el anciano, que tenía entonces 86 años, fue detenido por la policía australiana. Pero luego fue dejado en libertad y recurrió la sentencia. Por fin, el 8 de octubre de este año, el juzgado de Perth ha rechazado el recurso de Zentai y ha declarado que el susodicho puede ser entregado a las autoridades húngaras. Hoy mismo ha ingresado en prisión. Su entrega a Hungría tendrá lugar en un plazo de 14 días como mucho, aunque entre tanto pueden pasar algunas cosas aún, como por ejemplo que la familia del acusado recurra al tribunal supremo, aunque los altos costes judiciales lo hacen poco probable. La otra opción es que el ministro del interior no permita su extradición, ya que la ley permite que la última palabra sea la suya; así que la familia del acusado se ha dirigido al ministro.

(Károly Zentai en la actualidad. Foto: origo.hu)

Sinceramente, por mucho que tenga el aspecto de un frácil anciano, no me gustaría estar en la misma habitación, respirar el mismo aire que una persona capaz de cometer un crimen así. Me da igual que hayan pasado más de 60 años. Matar a alguien es un crimen brutal, horrible, despreciable. Y este señor debería haberse pasado toda su vida en la cárcel, ojalá se pase lo poco que le queda. Y todavía se queja, si le extraditan a Hungría será para ser juzgado nuevamente, quizás ni siquiera sea condenado. Lo curioso del caso es que el señor todavía tiene la cara de afirmar que no hay garantías en Hungría de un juicio justo, que no hay democracia en el país. Y yo debo creerme que hay justicia y democracia es un país que ha protegido durante más de 50 años a un asesino. Quizás es que la democracia es para estos señores lo que había en Hungría en 1944. Sus abogados han llegado a argumentar que lo sucedido no era un crimen en la Hungría de la época (el país estaba bajo el terror del fascismo, los cruces flechadas). Zentai se defiende afirmando que el no estaba en el país en el momento del asesinato, pero tampoco consta en ningún lado que hubiera desertado o algo parecido, además en los juicios de los otros dos asesinos, tanto ellos como los testigos mencionan a Zentai. Y cuando solicitó la ciudadanía australiana escribió que había huído de Budapest en 1945.

Zentai es el número 7 de la lista de los criminales nazis más buscados, según el Centro Simon Wiesenthal.


Fuentes: index.hu, hvg.hu, beszelo.c3.hu, origo.hu

15 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Lo curioso es como se evito que el gobierno comunista de Hungria pudiera juzgar al criminal nazi, siendo protegido por los gobiernos occidentales. Ahora ya se le puede juzgar, porque ahora lo que toca es identificar a ambos, los comunistas y los nazis, como si fueran casi lo mismo.

Anónimo dijo...

Su blog es exelente, Gacias!!! Lo voi a reconmendar por la comunidad cubana "que vive en el exterior" Usted q es mui sagaz, seguro q me entiende...

estoi actualmente para una temporada trabajando por Chequia, Eslovaquia e Hungría. Ahora mismo estoi parando en Eztergóm y la información q usted recopila y aquí tan generoso ofrece me es mui pero que mui útil. Es usted mui inteligente y seguro q un gran humanista. Un saludo!

Oxiuro C.C.
Cubano residente en Japón.

Anónimo dijo...

Le recomiendo d todo corazón q visite el blog de el Abicú Liberal
http://abiculiberal.blogspot.com/
y que lo lea bien, con fruición, diría yo, lo más que pueda. Le aseguro que aprenderá muchísimo y aprender es lo q más preciamos, no?. Otras vez, muchas gracias por su exelente blog.

Oxiuro C.C.

Clara Angel dijo...

Magnifico su post, vine aqui por recomendacion de un cubano que visita Generacion Y... yo como cubana exiliada en Miami quizas pueda algun dia ver algo similar a lo que Ud cuenta... los crimenes no deben quedar impunes, la justicia debe prevalecer.

Clara Angel

Bandini dijo...

gran post.
una historia excalofriante la que cuentas.
si te interesa a través de mí blog puedes conocer otra parecida. la de MARCIAL VILLAMOR.

El rincón de Chiriveque dijo...

Muy buenas, me presento. Soy de Barcelona y un gran admirador de Hungría y de su cultura, aunque todavía me queda muchísimo por descubrir.
Veo que escribes muy bien el español.
Me gusta mucho Sándor Marai, y los cantantes Ihász Gábor y Maté Péter. Condeno rotudamente el apoyo de Hungría a Hitler y el régimen canalla de Janos Kádar y compañía.

Un abrazo y estás invitado a mi blog. Por mi parte, te enlazaré enseguida.


Bien

jozko dijo...

Hola José Luis:

Sí, es increible, pera ya sabemos como se las trae el imperio, si se trata de sus amigos todo vale. Por lo demás por desgracia no es el único caso así, sino que fue algo bastante habitual. Muchos de estos criminales trabajaron por ejemplo en Radio Libertad emitiendo propaganda anticomunista y todo tipo de mentiras sobre los regímenes comunistas (lo de las mentiras lo digo con toda seguridad, porque un profesor de historia nos mostró emisiones en húngaro de la Radio Libertad y eran brutales, pero claro, teniendo en cuenta quien eran los que redactaban las noticias y su pasado, pues todo se entiende).

Un saludo desde Budapest

Anónimo dijo...

Genial el blog, ya te lo dije en otro comentario.Estuve en el centro de budapest el dia nacional y pude comprobar como todavia queda bastante de aquello(de los nazis) pero con caras jovenes y algun que otro cambio,es preocupante.
Otra cosa,Gracias a este blog me pillé el otro dia un disco de solaris (cronicas marcianas)en una tienda al lado del szimpla kert, estan guapos...¿podrias darme algo de información acerca de grupos de rock miticos hungaros?estoy muy interesado tambien en el punk de los ochenta,sabes algo o algun sitio?
bueno ante todo sigue así,con tus comentarios me puedo guiar en la mentalidad hungara...gracias!
josecrust, el valenciá

jozko dijo...

Hola Oxiuro!

Si está en Esztergom le recomiendo dar un paseo por Sturuvo (también llamado Parkany), en Eslovaquia, a la otra parte del Danubio. No es que sea muy interesante de por sí, pero las vistas de Esztergom son chulísimas, y merecen la pena. Al igual que comer comida eslovaca en alguno de los restaurantes de la ciudad, eso sí bien regada por alguna cerveza típica. Por cierto, Esztergom, es una ciudad pequeña, pero precisa.

Un saludo

jozko dijo...

Hola Bandini!

Gracias por la información. No conocía la figura de Marcial Villamor. Es una pena que se conozca tan poco de estas personas, y que solo de vez en cuando, recibamos algo,con cuentagotas. Ojalá algún día podamos ver una España como la que soñó Marcial y por la que murió.

Un saludo

jozko dijo...

Hola EL rincón de Chiriveque!

Gracias, me alegro de que te parezca interesante el blog. La verdad es que no conozco a Gábor Ihasz, pero buscaré información. Le echaré un vistazo a tu blog.

Por lo demás, sin ánimo de entrar en polémica, no creo János Kádár fuera un canalla, en realidad la mayoría de los húngaros que vivieron la época tampoco lo piensa, más bien lo recuerdan con nostalgia.

Por cierto soy español de Madrid, aunque a veces mi español oxidado dé otra impresión :))

Un saludo

jozko dijo...

Saludos José Crust!

Buen sitio el Szimpla :))

La verdad es que tengo pensados varios artículos sobre el tema, pero vete tú a saber cuando podré escribirlos... aquí ya he tratado sobre varios grupos...

Clásicos del rock húngaro, recomendables: Omega (hay un artículo en el blog), Piramis (de ellos trataré en un próximo artículo, a ver si hoy puedo...), Edda, Karthago, ... pero no creas, no conozco muchos más, más que nada porque mis amigos son jóvenes de la época posterior y tampoco muchos de ellos conocen estos grupos o los conocen menos.

En cuanto al punk, como en todo el campo comunista, había bastantes grupos: Aurora es uno de los clásicos, también Lenin körút. Algo más modernos Hétköznapi Csalodások (hay un artículo en el blog), o Alvin és a mokusok (Alvin y las ardillas), o Hatosagilag Tilos (Prohibido por la autoridad).

En esta página: http://magyarock-piper.blogspot.com/

puedes encontrar muchos grupos (no todos húngaros, y muchos son modernos, pero bueno) y de paso bajártelos también para hacerte una idea. Por ejemplo de Hetköznapi Csalodások, Aurora u otros de los mencionados hay bastantes cosas.

Uno de mis grupos preferidos es El Paso (hacen ska), tienen un directo muy bueno.

Un buen sitio para escuchar conciertos de música alternativa y nuevos grupos es Fészek Klub, cerca de Blaha Lujza. Este viernes toca la banda de un amigo, Voodoo Allen.

Bueno, te he dado una buena charla.

Un saludo!

Francisco Arriaga dijo...

Lamentablemente, la realidad supera siempre, y con creces, a nuestras ficciones más descabelladas.

'La caja de música' es una de esas películas que es necesario mirar detenidamente, cuando la vi por vez primera sentí lo mismo: el guionista sabe de lo que habla, y el director logró sacar adelante y con excelencia ese proyecto cinematográfico.

Me da que Armin Müeller-Stahl tiene aquí uno de sus mejores -si no es que el más- papeles.

Excelente blog.

jozko dijo...

Hola Francisco!

Si, es increible y lamentable. Gracias por tu comentario.

Saludos

ana dijo...

En Argentina ,el gobierno peronista dejó entrar a toda la resaca nazy.
De acá el gobierno de ISRAEL secuestrò a uno en ocaciòn del sesquicentenario de la independencia del paìs.Si no hace así los apoyos nazis en Argentina hubieran impedido la extradiciòn.