miércoles, 31 de octubre de 2012

Elecciones Parlamentarias en Ucrania (2012): la extrema derecha en el parlamento

Este fin de semana se han celebrado elecciones parlamentarias en Ucrania, uno de los vecinos de Hungría, y país donde además hay una minoría húngara histórica, en la región de Transcarpatia. 

Con el 97,03% de los votos escrutados, los resultados han sido los siguientes:

1. Partido de las Regiones (en el poder, partidario de la convivencia multiétnica, y salpicado por numerosos escándalos de corrupción): 30,38% de los votos.

2. Batkivshchina (el partido de la ex-primera ministra Yulia Timoshenko, ahora en prisión por escándalos de corrupción): 25,26%

3. Udar (Alianza Democrática Ucraniana por las Reformas, nuevo partido, liberal, fundado por el ex-boxeador Vitali Klichko): 13,81%

4. Partido Comunista de Ucrania: 13,33%

5. Svoboda (Libertad, ultranacionalistas): 10,28%

Previsión de escaños totales (con el 96,34% escrutado, por lo tanto puede haber diferencias respecto a lo indicado en el texto) en la Rada o Parlamento Ucraniano. Fuente: Liga.net


El resto de los partidos no han superado el umbral del 5%. Con estos resultados, puede decirse que hay dos grandes triunfadores. Por un lado el Partido Comunista, que casi ha triplicado el porcentaje de votos (en las elecciones del 2007 se quedaron en un 5,37%), y por otro la extrema derecha, Svoboda, que en las anteriores elecciones apenas tuvo un 0,76%.

En realidad, aunque no lo parezca los resultados de la extrema derecha no son tan espectaculares como puede parecer a primera vista, hasta ahora sus votos se los disputaban también los naranjas (Nuestra Ucrania), que a pesar de que los medios de comunicación occidentales nos pintaban como un partido "demócratico", y "proeuropeista", eran en realidad ultranacionalistas cercanos a Svoboda.  Nuestra Ucrania ha pasado de tener un 13,95% de los votos, a apenas un 1,1% y su puesto en el espectro del arco político lo ha ocupado Svoboda.

Además hay que tener en cuenta que todas las encuentas vaticinaban una gran subida de Svoboda, muchas lo ponían por encima de los comunistas con más de un 13% de los votos. Al final han estado lejos de ese resultado, en realidad, respecto a las encuestas, los resultados de Svoboda no han sido tan buenos.

El otro gran triunfador de las elecciones podría haber sido el partido comunista.  Aunque las encuestas preveían una gran subida para ellos, en realidad, los resultados reales han superado ligeramente las mejores espectativas. Y más aún si tenemos en cuenta que en realidad las regiones en las que los comunsitas son más fuertes han tenido una participación mucho menor que las regiones donde son más débiles, hecho este a tener en cuenta. Sin embargo este gran triunfo tiene sabor bastante agridulce. El sistema electoral ucraniano combina el sistema proporcional con el mayoritario, la mitad de los diputados no se eligen de acuerdo al porcentaje conseguido por los respectivos partidos, sino en distritos unipersonales, en los que se lleva el gato al agua aquel que sea más votado. Este sistema perjudica especialmente al partido comunista porque no hay regiones donde los comunistas tengan tanta fuerza como para hacerse con los escaños. En cambio beneficia especialmente a la extrema derecha de Svoboda, que concentra sus votos en la región de Lviv, donde es la principal fuerza política. De esta manera, el reparto de escaños en el parlamento no refleja exactamente el porcentaje de voto y el Partido Comunista sale bastante perjudicado. 

A  los escaños conseguidos según el porcentaje de voto, de acuerdo con el sistema proporcional:

Partido de las Regiones: 74
Batkivshchina: 61
Udar: 33
Partido Comunista: 32
Svoboda: 25

hay que añadirle los escaños  conseguidos en los distritos unipersonales de voto, a saber:

Partido de las Regiones: 117
Batkivshchina: 42
Svoboda: 11
Udar: 6
Otros Partidos: 7 (Centro Unido, Partido Popular, Partido Radical, Unión)
Independientes: 43

Lo que nos da el siguiente parlamento:

1. Partido de las Regiones: 191
2. Batkívshchina: 103
3. Independientes: 43
4. Udar: 39
5. Svoboda: 35
6. Partido Comunista: 32
7. Otros: 7 (Centro Unido, Partido Popular, Partido Radical, Unión)
 (Total: 450)

 NOTA: algún diputado puede bailar todavía ya que no está escrutado al 100%. El voto de los distritos proporcionales está escrutado el 97,03%. El de los distritos unipersonales al 95,7%).

Previsible distribución de escaños en el parlamento ucraniano - la Rada (al 92,4% escrutado, por lo tanto puede haber diferencias respecto a los datos indicados en el texto). Izquierda: escaños por distritos proporcionales.  Derecha: escaños por distritos individuales mayoritarios. Партия Регионов - Partido de las Regiones (azul); Батькiвщина - Batkívshchina (magenta); Компартия - Partido Comunista (rojo); УДАР - Udar (naranja); Свобода - Svoboda (amarillo); Самовыдвиженцы - Independientes (gris); Другие партии - otros. Fuente: Rada Ucraniana


Ucrania es un estado presidencialista, pero con estos resultados, lo que pueda pasar a partir de ahora es un enigma. El Partido de las Regiones ha conseguido ganar, pero baja (aunque tiene más escaños), y no podrá por sí solo aprobar las leyes que necesite. El partido Udar, de Klichko, que ha conseguido un éxito relativo, aunque las encuestas le daban mejores resultados -según algunas tenía opciones de convertirse en el segundo partido-, se ha apresurado a rechazar la posibilidad de colaborar con Svoboda o con el Partido Comunista, así como con el Partido de las Regiones. Podría hacerlo con Batkívshchina, aunque Batkívshchina sí parece dispuesta a pactar con la extrema derecha. Lo más probable parece ser una coalición entre el Partido de las Regiones, los comunistas y algunos independientes. Pero hay que tener en cuenta que además desde varios sectores de la oposición se habla de un posible fraude electoral, y este habría afectado especialmente a los comunistas.  Según algunos analistas, en el este del país el partido comunista habría conseguido en realidad bastantes más votos (así lo afirma por ejemplo la analista político Tatiana Poloskova). En cualquier caso es sospechoso que el Partido de las Regiones haya conseguido menos porcentaje de voto y en realidad tenga más escaños (pero hay que tener en cuenta que es la primera vez que se aplica el sistema mayoritario, aunque sea en parte, fue una renovación del sistema electoral realizada por consenso con los principales partidos de oposición, así que no pueden compararse los resultados de estas elecciones con los de las anteriores).

Un grave problema que arrastra Ucrania es la brutal división política del país, que parece votar en función de la orientación étnica. Es algo habitual en los últimos años, pero ahora esta división empieza a tomar tintes más dramáticos. De acuerdo con los resultados electorales el país está completamente dividido en dos partes. Por un lado la zona oriental y meridional del país, con fuerte población rusa y partidaria de una mayor cooperación con su vecino eslavo, al que se percibe como colaborador y hermano (eso en el peor de los casos). Allí ha triunfado el Partido de las Regiones, en muchos casos con mayoría absoluta. La segunda fuerza política es el Partido Comunista, que consigue porcentajes del 17-21% (en Sevastópol se va a casi al 30%).  Por otro lado el centro y la zona occidental, donde Batkívshchina es el principal partido, el Partido de las Regiones queda en segundo plano, a veces incluso en tercero. Los comunistas son una fuerza mucho menor, en el mejor de los casos llegan al 7-8% de los votos. Caso aparte merece una de las regiones más occidentales, feudo de la extrema derecha (Svoboda), Lviv (Lvov en ruso, Lemberg en húngaro), la que podríamos considerar capital occidental de Ucrania (para algunos también es la capital cultural del país), donde la extrema derecha ha conseguido el 38% de los votos, sobre Batkívshchina, con algo más del 35%, y donde el tercer partido ha sido Udar (con el 14,5%). Allí el Partido de las Regiones es solo el cuarto, con menos del 5%, mientras que los comunistas son una fuerza residual con apenas el 2%. Pero es que además, para acabar de complicar el cuadro, justamente el pico más Occidental, Transcarpatia, presenta una situación completamente diferente. Se trata de una zona multiétnica, tradicionalmente vinculada a Hungría (o a Checoslovaquia en el siglo XX), con fuerte presencia húngara (algo más del 12% de la población), rumana, eslovaca, rusa, además de la particularidad rutena o rusina -no reconocida por los ucranianos-, y donde se percibe muy vivamente el nacionalismo agresivo de Svoboda. Allí en cambio se ha votado más bien al Partido de las Regiones, al que se ve como garante del respeto a las minorías étnicas. Han sido el partido más votado con el 31% de los votos, frente a Batkívshchina que se ha quedado con el 27,7%. Udar ha conseguido el 20%, Svoboda el 8,3% y el Partido Comunista el 5% .

Partidos más votados en los distritos según sistema proporcional: azul - Partido de las Regiones, rosa - Batkívshchina, carne (en el centro-abajo, junto al mar Negro) - Partido Comunista, marrón - Svoboda, rojo (centro, rodeado de rosa; también un poco en la zona sur-occidental)- Udar. Fuente: Wikipedia


Además hay que tener en cuenta que ha habido un gran desequilibrio en la participación electoral, algo que ha perjudiado al Partido de las Regiones y al Comunista. La participación en las zonas de voto opositor ha sido mucho mayor. De hecho, el feudo ultranacionalista de Lviv, ha sido la región donde ha habido mayor participación, con más de un 67%. En toda la zona occidental los porcentajes han superado el 60%, quitando alguna excepción. En cambio, en la zona de voto del Partido de las Regiones, los porcentajes han sido mucho menores, oscilando alrededor del 55%. En varias regiones ha sido inferior al 50% (Crimea, Odessa). La excepción ha sido la rica región de Donetsk, en la frontera con Rusia, donde ha votado casi el 60% del censo electoral (y ademas el Partido de las Regiones ha conseguido el 65% del voto) ... pero es uno de los lugares donde está en entredicho el proceso electoral por un posible fraude.  En Transcarpatia, la zona con población húngara, el porcentaje de participación ha sido del 51%, que contrasta brutalmente con el 67% de Lviv, o el 62% de Ivan-Frankivsk, sus regiones vecinas. 

Participación electoral. Media: 58% Véase la diferencia de las zonas centrales y occidentales con las meridionales y orientales. Fuente: Wikipedia


 En cuanto al voto emigrante, en el extranjero el partido más votado ha sido la extrema derecha de Svoboda, mucho tendrá que ver el lobby ucraniano occidental, asentado durante la guerra fría en EEUU, Canadá y otros países, con su ideología tradicionalmente ultraderechista (aunque nos lo quisieran vender como demócratas): Svoboda 23,6%, Partido de las Regiones 23%, Udar 22%, Batkívshchina 19%, Partido Comunista 3,5%. No he encontrado distribución de voto por países, pero sí referencias a que los ucranianos de Hungría han votado mayoritariamente al Partido de las Regiones, lo mismo que en el caso de Estonia (50,7% Partido de las Regiones, Udar 13,4%, Partido Comunista, 7,1%).

Resultados en los distritos individuales mayoritarios. Leyenda - la de antes, además: gris- independientes;  amarillo- Partido Radical; verde- Partido Popular; verde claro- Unión; violeta: Centro Unido.  Fuente: Wikipedia


Las elecciones desde el punto de vista de la minoría húngara

A diferencia de en otros países, como Eslovaquia o Rumanía, en Ucrania los partidos húngaros no se suelen presentar a las  elecciones de manera independiente, dado que hay pocos distritos con significativa población húngara, se encuentran más bien en la zona fronteriza, en las provincias de Beregszász (Beregove) - 76% de húngaros-, Ungvár (Uzhgorod) - 33%, Nagyszőlős (Vinográdiv) - 24,8%. En esta ocasión, aprovechando la posibilidad ofrecida con el nuevo sistema electoral, uno de los partidos húngaros, la Asociación Cultural Húngara de Transcarpatia (KMKSZ) se ha presentado en las regiones de población húngara para conseguir un diputado directo por distrito mayoritario. En concreto ha sido el líder del partido, Miklós Kovács, el candidato. Sin embargo la mayoría de los húngaros han votado al Partido de las Regiones, que había firmado un acuerdo (como viene siendo habitual), con la Federación Demócrata Húngara de Ucrania (UMDSZ), por el cual su líder István Gajdos, a su vez alcalde de la ciudad de Beregszász (Beregove), el principal centro húngaro en Ucrania (48% de población húngara), participó en las elecciones integrado en el partido gobernate.  István Gajdos sí consiguió buenos resultados y de hecho previsiblemente se convertirá en diputado de su distrito en el parlamento. Se da el caso de que en este ciclo electoral no había ningún diputado húngaro en el parlamento ucraniano. 

Memorial de Verecke, en recuerdo a la llegada de los húngaros a la Cuenca de los Cárpatos. El monumento se encuentra en el paso montañoso de Verecke, actualmente en Ucrania. Es objeto frecuente de actos vandálicos por parte de ultranacionalistas ucranianos. Autor: Péter Matl (arquitecto húngaro de Ucrania). Fuente: Wikipedia.


Sin embargo, los analistas húngaros están alarmados por el ascenso de los ultras de Svoboda, que además es la fuerza predominante en la vecina Lviv. Los ven con temor y desasosiego ya que no es la primera vez que ha habido conflictos interétnicos en la zona, ya durante el gobierno de Yushenko y sus Naranjas, el gobierno ucraniano siguió una política muy agresiva hacia las minorías étnicas. La historiadora húngara de Ucrania, Csilla Fedinec, declaraba en un portal de noticias local que la entrada en el parlamento ucraniano de Svoboda supone un grave peligro para la convivencia en la zona. 

Reacción del Partido Comunista de Ucrania

Piotr Simonenko, líder del Partido Comunista de Ucrania. Fuente: Wikipedia.

No solo las minorías húngaras de Ucrania, también los comunistas están preocupados por el ascenso de Svoboda. Fuentes cercanas del partido han acusado a la oligarquía de estar detrás del partido. El líder comunista, Piotr Simonenko, ha afirmado que la presencia en el parlamento de Svoboda es una tragedia para toda Ucrania. Así mismo ha denunciado que su partido ha comprobado la existencia de numerosas irregularidades durante el proceso electoral en Donetsk, Jersón, Nikoláiev y Odessa (zonas donde ha ganado el oficialista Partido de las Regiones). Según Simonenko, el Partido iniciará accciones legales, ya que tienen pruebas documentales de esas irregularidades. En opinión de Simonenko estas han sido las elecciones más sucias desde la independencia de Ucrania, ya que el capital ha realizado todo tipo de chantajes y comprado a miembros de las comisiones electorales para poder manipular los resultados.  Un diputado comunista, Vladímir Matveiev, ha afirmado en una conferencia de prensa que el conflicto que pueden ocasionar los facistas puede llevar incluso a la desmembración de Ucrania; reaccionaba así a las declaraciones del lunes, justo el día después de las elecciones, de Oleg Tyagnibok, líder de Svoboda, según las cuales, una de sus primeras acciones en el parlamento será impulsar un proyecto de ley para prohibir la ideología comunista, algo con lo que, por cierto, ya han coqueteado algunos diputados de Batkívshchina y de Udar.

Fuentes: 

Kárpátinfó.net (1,2,3
Partido Comunista de Ucrania (1, 2)
Regnum.ru (1, 2, 3)
Wikipedia (1, 2, 3, 4)


6 comentarios:

Corvus dijo...

Me gusta ver tus analisis ,o comentarios o como quieras llamar me ayudan mucho a entender cosas.
Gracias.

jozko dijo...

Hola Corvus,

gracias a tí por tu mensaje, son de los que hacen que uno quiera seguir adelante con el blog :)

Un saludo.

Oxandabaratz dijo...

Muy buen análisis.

SIn embargo hay una cosa que no me hace optimista. Es el tema de los fraudes hacia el Partido Comunista. En los días postreros a las elecciones (hablo desde la referencia de la dinámica de Rusia) los communistas siempre atacan este tema y "amenazan" ocn movilizaciones y etcétera, pero leugo no llegan a ningún puerto. No se a qué se debe, pero me llena de desazón, paree que los PCs ex-soviéticos arraastran ciertos vicios que no los pueden superar y para haer una política revolucionaria ("ser un partido de orden", hacer mucho caso a la conradicción con Occiednte, que existe, pero a veces me da que no existe otra cosa, como si necesitasen "leales al estado").

Sobre Svoboda, pues lo que sabíamos. ¿Sabes si ah habido algún episodio de violencia en la campaña?

Por otro lado me gustría sber cómo está la lucha de líneas en el seno del ML en Ucrania. Parece que Leonid Hrach ha vuelto al partido. ¿Que es de Vitrenko? ¿A quien ha apoyado?

Un saludo

Jose Luis Forneo dijo...

Hola
Comparto la opinion de Corvus. Tus analisis hacen que uno quiera seguir leyendo tu blog.

Saludos

Anónimo dijo...

Magnífico post, como todos los de este blog. Tu y gente como Forneo haceis una labor impagable acercándonos información de lo que sucede por el este europeo, mas desde que desapareció el blog de las traducciones de Josafat Comín.
Ya sería la leche si hubiese algún bloguero en la República Checa donde, si no me equivoco, se celebraron elecciones hace poco.

Mucha suerte al Partido Comunista con sus reivindicaciones, aunque me temo que acabará la cosa en nada...

Pistacho dijo...

Buenísimo, ¡muchas gracias por el análisis! Como dice otro lector, ¡impagable!