sábado, 7 de julio de 2012

Tamás Krausz: 20 años sin la URSS. Lecciones y desafíos para el futuro (I)

El 7-8 de noviembre del 2011 tuvo lugar en Moscú una conferencia internacional sobre el tema "20 años sin la URSS. Lecciones y desafíos para el futuro", entre las personalidades que participaron estuvo el célebre rusista húngaro de ideología marxista Tamás Krausz, uno de los mayores expertos en temas soviéticos en la actualidad, director del Centro de Rusística de la Universidad ELTE de Budapest, autor de numerosos libros y artículos sobre la historia de la URSS, muchos de los cuales han sido incluso traducidos al ruso (por ejemplo su imprescindible trabajo "Lenin: Reconstrucción de su teoría social", escrito en el 2008, cuya edición rusa ha salido estos días), y aunque su ponencia en realidad no expresa nada nuevo, al menos en mi opinión, en el turno de preguntas, se produjo una interesante charla con los oyentes sobre la situación actual en Hungría, que me parece puede interesar a los lectores de este blog. Finalmente, dado que me parecía un poco absurdo traducir solo el turno de preguntas y respuestas sin mostrar la ponencia de Tamás Krausz, me he decidido a traducir el texto completo de su charla con las preguntas del público y las respuestas de Krausz, tal y como aparecen transcritas en la revista rusa Alternativas (Альтернативы), una de las asociaciones y fundaciones organizadoras del evento (junto a la Academia de Ciencias de la Federación Rusa, la Fundación Rosa Luxemburgo y otras). Para los que sepan ruso el video con las ponencias de la conferencia es accesible en internet en el canal KRASNOE TV (la parte en la que habla Krausz se puede ver aquí, detrás de la ponencia de Ilya Kolosov). 

Krausz Tamás. Fuente: DunaTV

Por otro lado Tamás Krausz ya ha sido mencionado en Crónicas Húngaras, en concreto en esta entrada cuando abandonó el Partido Socialista Húngaro como protesta por sus políticas cuando era partido de gobierno. 

Ni que decir tiene que aunque el autor de este blog se situe en unas posiciones ideológicas relativamente cercanas a las de Krausz, eso no quiere decir que esté de acuerdo con todas sus opiniones ni sobre la URSS ni sobre la Hungría socialista, ni sobre la situación actual en Hungría, naturalmente.

Como se trata de un texto un poco largo lo divido en dos partes, primero la ponencia de Tamás Krausz, después el turno de preguntas. 

(...) En relación a lo dicho por mi buen amigo, el profesor norteamericano, David Kotz, estoy en general de acuerdo tanto con su valoración como con su postura.
¿Y qué pasó en Hungría? Cuando estuve en la URSS, en una conferencia, allá por 1989, me encontré de pronto ante un auditorio, no recuerdo exáctamente donde, lejos de Moscú, donde había muchísima gente. A primera vista eran oficiales de alto rango y dirigentes burócratas, pero yo no los conocía. Defendí ante ellos mi postura de que debía hablar del cambio de régimen en Hungría y de que ellos mismos podían ver su propio futuro en los acontecimientos húngaros, en la caída del socialismo. Lo que estaba pasando en Hungría iba a suceder también en la URSS. Ellos se rieron, eso no puede ser, vaya tonterías que digo, afirmaron. Dos años más tarde no sé dónde acabaron en el nuevo sistema, pero la URSS había desaparecido. Sobre la cuestión que alguien ha planteado de si la URSS se derrumbó por sí misma o la derrumbaron intencionadamente, en mi opinión, es una cuestión imposible de separar una de otra.  Hay razones históricas determinadas para lo sucedido y por supuesto la historia encontró las figuras que cumplieron esta tarea. Así que, si entendemos por qué sucedió todo esto, entonces quizás no seremos tan ingenuos. Entonces no nos sorprenderemos por lo que ha ocurrido en nuestra región. En tal caso sería ridículo hacerlo. 
            En nuestra revista (se refiere a la revista de crítica social y cultura de tendencia marxista Eszmélet, de la que ya se ha traducido algún texto en el blog Vientos del Este), todavía a comienzos de los años noventa, describimos exactamente qué es lo que iba a pasar aquí. Era completamente evidente que la restauración política y económica del capitalismo iba a incluir a toda la región en la zona semiperiférica del sistema mundial capitalista. Puedo demostrar que tales análisis fueron hechos para Hungría y que eso tuvo lugar en la realidad. Ahora puede decirse que el proceso ha llegado a su estado final. No sé cómo decir en ruso cuadno el gobierno  recauda el dinero de la población solo con un objetivo - financiar los bancos, financiar los mecanismos del sistema capitalista. En Hungría incluso los fascistas han entendido que el proceso ha llegado a su final y reconocen que en el antiguo régimen había también cosas buenas. El proceso ha llegado hasta ese grado.

Primer número de la revista "Eszmélet" (primavera, 1989). Fuente: Eszmélet

            Por lo que respecta a las estructuras políticas de nuestra región, aún no hemos llegado a ese nivel, la restauración no ha sido completa y está aún en desarrollo.  Pongo un ejemplo para que se comprenda el proceso El parlamento y su ordenamiento en Hungría fue restablecido de igual manera a como era en 1944.  ¿Y por qué tal y cómo era en 1944? ¿Qué había en el 44 en Hungría? ¿el Holocausto? ¿El asalto de las tropas soviéticas sobre Budapest? No se trata de eso. La nueva élite quiere ganar la Segunda Guerra Mundial sesenta años después del final de la guerra. De eso se trata. Ahora se renueva por completo el régimen autoritario que existió entre las dos guerras mundiales. Hay que comprender este hecho. Por supuesto, no se puede llegar al fascismo sin pasar por el estado de la dictadura. Ahora muchos dicen que en los países bálticos y en Hungría la cuestión es la dictadura fascista. No es así. Se trata de regímenes autoritarios. La dictadura fascista solo la habrá cuando la democracia burguesa se venga abajo, digamos, en Alemania.
            Pensar que en Europa Oriental existirá una democracia burguesa sin la URSS es simplemente una esperanza falsa. Es imposible. Lo que hay ahora tampoco es una democracia burguesa, aunque formalmente existan sus instituciones. Pero el propio sistema trabaja con un aspecto autoritario. La Constitución no reconoce la república. Hungría ya no es república, es solo Hungría. El año pasado, antes de las elecciones decían todavía que Hungría es una república, la República Húngara. La propia palabra "república" no conviene a la nueva élite. Es obligatorio entender esto.
             Seguimos con Adam Michnik - el ideólogo polaco del régimen liberal. Hasta el liberalismo se ha visto obligado a pensar en ello. En Rusia se ha publicado hace poco un libro de la Academia de Ciencias que comienza con un artículo suyo. Sostiene la ilusión de que el nuevo régimen es imperfecto, sufre de muchas deficiencias, pero da igual, es mucho más libre que el que había en la URSS. ¿De qué se trata en este caso? De que toda la lógica del análisis desde posiciones liberales sencillamente está muerta. En Hungría ya no hay partidos liberales. Han desaparecido. En Hungría ya no existe el liberalismo. Y en Polonia todavía existe en cierta medida, pero en el parlamento más del 80% de los diputados son nacionalistas de derecha, como en Hungría o en los estados bálticos. ¿Por qué? Porque para los liberales, la democracia es solo un concepto puramente político. No hablan de democracia como concepto social, no hablan de democracia como concepto económico. De tal manera su análisis, su metodología del análisis, queda determinada por este concepto, por sus construcciones teóricas en las cuales estos problemas de los que hablamos, no tienen cabida. En Hungría los liberales siguen dándole al palique sobre la modernización. Ellos van a modernizar, claro, mientras el fascismo no tome el poder, naturalmente. Por eso es muy difícil tener un diálogo con vuestros liberales y con los nuestros. A partir de mi experiencia en discusiones con ellos, he llegado a la conclusión de que son incluso más dogmáticos que los comunistas que gobernaron en los años cincuenta. Es curioso. Es la misma estructura de pensamiento que tienen los liberales rusos. Y no se dan cuenta de que el liberalismo precisamente le ha allanado el camino a la restauración de la que estoy hablando. Liberalismo y nacionalismo - son dos partes de un mismo fenómeno y no pueden separarse uno de otro. Esto debe quedar claro si queremos analizar la situación actual en nuestra región. Este es el primer problema que quiero resaltar en mi ponencia sobre el que merece la pena volver, discutir y reflexionar.

Segunda cuestión. La ideología del régimen anterior era, no es de extrañar, alcanzar el desarrollo. Nos hemos acostumbrado a pensar que era una teoría del antiguo régimen, que venía de Stalin. Había que alcanzar y superar a Occidente. David (Kotz) ha dicho que la ideología del progreso funcionó hasta mediados de los años 70. Es muy curioso que todos los dirigentes del nuevo sistema han vuelto a esta idea. Y han empezado a hablar hasta el día de hoy de cómo puede la región de Europa Oriental alcanzar a los llamados "países desarrollados" en el marco de la UE. ¡Precisamente en este marco! Nosotros todavía recordamos bien cómo justo después de la caída del socialismo los liberales y nacionalistas escribían que en 3 o 5 años alcanzaríamos a los países de Europa Occidental. Han pasado 20 años y la brecha entre los países de Europa Oriental y los países desarrollados de Europa es cada vez mayor, tanto en su aspecto económico como social. Dispongo de datos, aunque no quiero agotar a los oyentes con cifras, pero en la actualidad nadie niega este hecho. Y la brecha es mayor que hace veinte años. Merece la pena reflexionar sobre ello.

Plaza de la República en Budapest, renombrada Plaza Juan Pablo II en abril del 2011. Fuente: Nem Tetszik A Rendszer

En la actualidad, en Hungría ya casi no queda industria pesada. Aún existe algo de industria en manos alemanas, sobre todo, y la automovilística japonesa, allí han quedado varias decenas de miles de personas que trabajan. Pero más del 50% de la gente con capacidad de trabajar no lo hace por una u otra razón. Sin embargo el índice de paro oficial es solo de 10-15%. Digo solo entre comillas, por supuesto. Es un dato que hay que recordar y sobre el que es ncesario reflexionar también. Y esta es una de las respuestas a la pregunta de qué resultados ha traído el capitalismo en la actual Europa Oriental. 

Muchos infravaloran la circunstancia de que los regímenes autoritarios actuales están absolutamente cerrados para el desarrollo "de izquierdas", y absolutamente abiertos para el de derechas. Y de este modo, han aparecido  como representantes de la democracia y la libertad organizaciones legales fascistas que casi ni siquiera niegan su carácter fascista. En Hungría un partido así tiene más del 16% de los escaños en el parlamento. Y controlan  canales de televisión a través de los cuales día y noche introducen su propaganda según la cual el Ejército Soviético cometió todo tipo de crímenes en el territorio húngaro mientras que nuestros valientes ejércitos participaron en una guerra de liberación en el territorio de la URSS. Aunque todos saben que nuestros soldados en estos territorios llegaron incluso a participar en el Holocausto. Yo mismo dispongo de muchos documentos que lo demuestran. Y lo más extraño de todo es que, mentras tanto, en Hungría hemos tenido ocho años de gobierno socialista-liberal. Han sido ellos quienes les han allanado el terreno a los nacionalistas y ahora los nacionalistas van a llevar hasta sus últimas consecuencias el proceso de restauración. 

¿Qué más ha pasado en esta región desde que no existe la URSS? Yo, como científico, como historiador, estoy por principio en contra de cualquier tipo de sentimientos nostálgicos y ahora también hablo sin ningún sentimiento de nostalgia, pero hay que mirar honradamente a los hechos a la cara. Me centraré en algunos de ellos.

En Hungría, en la región de Europa Oriental no existe ni siquiera un caso de un "logro", lo digo entre comillas, ya que en el socialismo siempre nos reíamos cuando los propagandistas oficiales mencionaban los "logros" del sistema, comparable a la educación gratuita y otras cosas similares. Después de veinte años nada de eso ha quedado. Nada. ¿De qué se trata entonces? ¿Cuáles son los logros de veinte años de democracia? ¿Qué democracia es esta? Sobre este asunto no hay la menor polémica.

Hace un par de días fui invitado a un canal de televisión para hablar de Marx y de Lenin. Sin embargo en el programa solo figuraban en el marco del terror. Me vi obligado a decirle al presentador del programa que me estaba citando dos o tres frases de Marx sobre la violencia, fuera de contexto, y que además llevamos ya unos cuantos años en los que los EEUU asesinan a gente por todo el mundo - desde Irak hasta Libia y desde Libia hasta Afganistán, en cualquier parte, y nosotros hablamos ahí de dos frases, como si hubieran surgido de pronto y hubieran causado toda la violencia, pero es que en realidad, tras la desaparición de la URSS, el mundo no se ha vuelto más seguro desde el punto de vista militar. Los gastos militares en Hungría no se han reducido, al contrario, han crecido y la situación es la misma en toda la región. Precisamente esto, en mi opinión, nos muestra más sobre lo que se ha convertido Europa Oriental sin la URSS que cualquier otro hecho o prueba.

Por último, resumiendo, pienso que es imposible volver al pasado. Y sí, en la situación actual vamos de camino a la dictadura, pero los pueblos de Europa Orientan deben entender y sentir lo que significa la lucha social y de clase. Y si no inician este camino no va a cambiar nada. Así que considero que la situación es  funesta. Veo sin ningún optimismo el futuro cercano de nuestra región.

Muchas gracias.

(Aplausos)

(Fin de la primera parte)

Edición rusa del libro de Krausz "Lenin: Reconstrucción de su teoría social". Fuente: Oroszvilág

2 comentarios:

Sebastian Santos dijo...

Estimado Jozko:

Aprovechamos para publicar el articulo en el numero 180 de nuestra revista. Desde ya, muchisimas gracias por tu punto de vista y excelente trabajo.
Aqui tienes el enlace desde el cual descargar el nuemero de El Quincenal en cuestion.

Hasta pronto,

jozko dijo...

Gracias Sebastián!!

Dejo el enlace para bajar el número 180 de El Quincenal, dedicado a Rusia :)

https://39fa9dd0-a-62cb3a1a-s-sites.googlegroups.com/site/basededatosdelquincenal/Rusia.pdf?attachauth=ANoY7crjf2OI8ijalP35p0ZLY_ivBXeHgLFDj10YhNq0jfR3w0pVy1mCAkI-59we04N6qeoTu5h2mW-GjW_TRaW88Zcoct5230EPvrx44p0YCuqLqO4dGvrkhqeXu3l8HqRTLKpSUVM7ndzsBDieTdcVIQPCyXxLLtBz8GOCqdkxX6OUiaQ69ec5iLxeTpUr4bdV8yr1qXvxosDneBBQjyGXVyDp1gKkHQ%3D%3D&attredirects=1