viernes, 28 de agosto de 2009

Tamás Cseh, el bardo húngaro

Quería preparar antes del verano una entrada sobre Tamás Cseh, entre unas cosas y otras no tuve tiempo para hacerlo. Durante el verano he estado de vacaciones viajando por Estonia, así que el proyecto de entrada se quedó en eso. Ahora la triste necesidad obliga, y es que el día 7 de agosto Tamás Cseh, cantautor húngaro que ha marcado una época, falleció en Budapest tras una larga enfermedad. Tamás Cseh fue el representante de toda una época y una cultura: los años 70 y 80, los últimos años del socialismo, aunque siguió cantando, componiendo y dando conciertos hasta mucho después. Premio Kossuth, junto a Géza Bereményi, con quien colaboraba habitualmente; figura de culto de la cultura húngara. El portal Index de noticias escribe sobre él: si alguien quiere entender la Hungría anterior a la caídad el comunismo, basta con que escuche todas sus canciones. Yo diría aún más: si alguien quiere entender Hungría debe escuchar sus canciones. Muchas de sus canciones son clásicas.

(Tamás Cseh. Fuente: www.index.hu)

(fuente: wikipedia)

Unas pequeña selección de su obra:

1. Budapest




2. Szerelmes dal (Canción de amor)




3. Krakkói vonat (1980) - Tren a Cracovia




4. Széna tér (Plaza del Heno)

4 comentarios:

Magda Díaz Morales dijo...

Qué triste las imágenes del video "Plaza del Heno". Ver la destrucción del puente es impresionante. Toda la destrucción en la bella Budapest. Las guerras son ESPANTOSAS.

Que bella voz, me encantaría comprender lo que dice, parece que son canciones tristes.

U abrazo, Jozko.

Jose Luis Forneo dijo...

El fin del verano trae tambien cosas positivas, nos vuelves a contar cosas sobre Hungria.

JL

Asier Blas dijo...

Se agradece la vuelta. Ya nos contarás que visitaste de Estonia, hace años que no me paso por allí, demasiados.

Un abrazo

jozko dijo...

!Hola Magda!

Sí, son brutales las imáganes. Y qué triste que fueran algo tan común para la época y no algo ocasional. Con imágenes así deberíamos pensar en las consecuencias de las guerras, porque parece que tenemos mala memoria.

En cuanto tenga tiempo traduciré algunas (en realidad era mi intención original), sobre todo la de la Plaza del Heno, porque me gusta bastante, pero también alguna otra.

Un abrazo, Magda. Y gracias por el comentario.